Ciudad, Edición Impresa

Desde el sábado a la noche

Un golpe redujo la guardia en el Hospital Alberdi

Desde el sábado, el personal decidió atender sólo casos urgentes porque un paciente atacó a un enfermero. Hoy, autoridades y representantes del sindicato Amra acordarán medidas de prevención.


El sábado por la noche, un hombre con un cuadro de retención de orina entró a la guardia del Hospital Alberdi (Puccio al 500) y durante la atención intentó golpear a un enfermero que cayó al piso, se torció una rodilla y se cortó una mano. Con el apoyo del sindicato municipal y el de médicos, el personal decidió restringir la atención a sólo casos urgentes. Esperan que hoy, en una reunión pautada con las autoridades, les aseguren mayor protección. “No fue un caso normal como los que ocurren en las guardias de los efectores públicos cuando llega un herido de arma blanca o de fuego, o un paciente con problemas de consumo de alcohol u otras sustancias”, explicó a El Ciudadano el director del centro de salud de la zona norte, Ariel Mazza.

Raro

Según contó a este medio el delegado de la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra), Matías Lahittes, la medida de fuerza se tomó el sábado por la noche luego de un nuevo episodio de violencia en el centro de salud. “Un paciente de mediana edad con un cuadro de retención aguda de orina se puso violento mientras lo atendían. Tiró varios golpes de puño. Uno de los enfermeros se cayó al piso al esquivar un golpe y sufrió traumatismo en la rodilla y una herida cortante en uno de sus dedos. Fue derivado al Heca (Hospital de Emergencias Clemente Álvarez) para que se le hagan estudios complementarios”, narró el delegado. El hecho ocurrió en la guardia atendida por dos médicos de guardia y dos enfermeros. El sector cuenta con un personal de seguridad privada, un policía y un operador de administración. Recibe entre 80 y 100 personas por día. “No fue un caso ligado a lo acostumbrado cuando llegan pacientes que se pueden poner violentos por consumo de droga o problemas psiquiátricos. Fue un caso de violencia social que se traslada al hospital, donde es frecuente que haya agresiones e insultos”, explicó Lahittes.

Según el director del centro de salud, Ariel Mazza, hoy por la mañana se reunirán con los representantes de los gremios para rever el funcionamiento de la guardia. “Buscaremos alternativas para prevenir este tipo de casos y volver a reponer en la totalidad el servicio. Fue un caso de violencia social. Llegó con familiares, que luego pidieron las disculpas del caso porque no tenía motivo para agredir. Después de estar un tiempo en observación, se negó a ser trasladado para una consulta con un urólogo en el Heca”, señaló Mazza.

El hospital Alberdi es un efector de segundo nivel de complejidad. Además de la guardia de 24 horas, tiene capacidad de internación transitoria y sala de internación de adultos. Desde 1995, funciona como clínica para adultos, lo que facilita los procesos de externación y reinserción socio-familiar, evita internaciones innecesarias, genera mayor autonomía y mejora la calidad de vida de los pacientes. Desde 2004, funciona la unidad de cuidados paliativos de adultos, destinada a pacientes con enfermedades crónicas evolutivas y/o terminales atendidos en la red de salud local.

El caso del sábado se sumó al registrado el viernes por la tarde, cuando tres personas, que aún no se pudieron identificar, ingresaron a la sala de médicos de guardia del Hospital Provincial y robaron las pertenencias de médicos, residentes y estudiantes.

Tal como publicó El Ciudadano, las primeras versiones aludían a dos mujeres y un hombre que entraron por la parte trasera del nosocomio, donde está el sector de diagnóstico por imágenes, o bien por la misma guardia, infringiendo la seguridad que hay en el lugar. Martín Fenoglio, delegado del gremio Amra, señaló que no es la primera vez que ocurre y que las cámaras de videovigilancia no registraron a los ladrones.

En ocasiones anteriores, las víctimas de los robos fueron trabajadores del cuarto y quinto piso. “En la sala dejaron una gorrita como para decir que pasó alguien. Continuamos revisando los videos”, relató Fenoglio y aclaró que hicieron la denuncia y tras ello la atención se retomó con normalidad.

Comentarios