El Hincha

Superliga

Un golpe de nocaut Gigante: Central cayó con Unión 4-0

A los 12 minutos del primer tiempo Mauro Pittón anotó para los de la capital provincial, mientras que a los 24 aumentó Damián Martínez tras un grosero error del arquero Ledesma. En el complemento, a los 14, aumentó Franco Fragapane y a los 38 otra vez Martínez para el 4-0. Lapidario


Foto: Juan José García

Venía con el ánimo en alza tras la clasificación a los cuartos de final de la Copa Argentina, en donde se cruzará con Newell’s. Pero esta tarde jugó nuevamente mal y la pasó muy mal: Central cayó sin atenuantes 4-0 ante Unión y sigue sin levantar en la Superliga, donde acumula 3 derrotas y 1 empate en las últimas 4 presentaciones.

A los 12 minutos del primer tiempo el Tatengue se puso en ventaja a través de un gol de Mauro Pittón. Y 12 minutos más tarde, un error de Jeremías Ledesma le permitió gritar el segundo a la visita. Ya en el complemento, los santafesinos aumentaron a los 14 a través de un zurdazo de Franco Fragapane. Y sobre el final, otra vez Damián Martínez, la gran figura de la tarde, estampó el 4-0 con un derechazo.

Arranque con el pie izquierdo

El sector izquierdo de la defensa de Central la pasó mal en el arranque. Allí, donde salió de titular Elías Gómez, Unión apostó a atacar. Y sacó réditos. Primero Caruzzo salvó en el área chica; y a los 12 la visita gritó: Martínez le ganó -con falta- a Gómez, mandó el centro y Mauro Pittón, de arremetida, puso el 1-0.

Doce minutos más tarde, un error de Jeremías Ledesma le permitió a Unión aumentar. Damián Martínez escaló por el andarivel derecho y a 25metros del arco sacó un pelotazo que le picó antes al “1” canalla y no pudo desviarla: gol y sorpresa mayúscula en el Gigante.

¿Central? Tuvo dos chances, y ambas apareció Nereo Fernández. Primero el arquero le negó el grito a Germán Herrera con una volada soberbia y luego el experimentado capitán del Tatengue sacó un arriba del travesaño un zurdazo de José Luis Fernández.

Poco, muy poco mostró Central en el primer tiempo. Fue un equipo largo, sin marca, sin juego y con apenas dos llegadas. Poco, muy poco ante un Unión práctico, sólido y contundente.

Un complemento fatídico

Con Lovera por Fernández, Bauza apostó a tener el control del balón y tratar de abastacer a Herrera y Ruben. Pero nada de eso pasó.

Unión siguió bien parado y cuando aceleró lastimó. A los 14 llegó un centro cruzado, Bettini cerró, Lioi no volvió y Franco Fragapane, de zurda, hundió el balón en el fondo del arco: 3-0.

El Canalla mostró poco, apenas un gol anulado a Ruben por posición adelantada y un zirdazo de Joaquín Pereyra.

Unión se mantuvo firma en defensa y sólido en el medio. Y cuando atacó siempre metió miedo. Y a los 38 volvió a gritar: Martínez, el mejor de la cancha, recibió solo por derecha y desde 20 metros metió un derechazo que nuevamente encontró una débil oposición en Ledesma 4-0.

El final fue con silbidos. Central volvió a jugar mal, fue vapuleado por Unión en el Gigante y se abre una gran incógnita de cara a lo que se viene, con Clásico por Copa Argentina cada vez más cerca.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios