Ciudad, Edición Impresa

Con la gente

El Sindicato Luz y Fuerza donó un generador para Aquiles

Luz y Fuerza hizo la donación para que el pequeño pueda estar en su casa ya que necesita estar conectado a un aparato por su delicado estado de salud. Antes estaba internado.


El Sindicato de Luz y Fuerza donó un generador eléctrico a la familia de Aquiles Donato, el niño que sufre de atrofia medular espinal y al que su estado de salud lo obliga a estar conectado las 24 horas. De esta manera el pequeño, que actualmente está internado en el Hospital Español, podrá estar en su casa junto a sus padres y tener un medio de alimentación alternativa en caso de que se produzcan cortes de luz.

Luego de una reunión en la que el padre de Aquiles mantuvo con los principales referentes del Sindicato de Luz y Fuerza para explicarles la condición del chiquito, ayer le fue entregado a la familia un equipo electrógeno de 6 KVA que garantizará el suministro de energía para parte de su tratamiento.

“Desde el gremio decidimos hacer un humilde aporte para que sus papás lo tengan un poco más cerca a Aquiles y que esté en su casa con internación domiciliaria”, dijo el secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza, Alberto Botto.

Proyecto Con la Gente

En diálogo con El Ciudadano, el referente gremial sostuvo: “Las instituciones tenemos que asumir ese rol a donde no llega el Estado, más allá de que seamos una organización destinada a defender los derechos de los trabajadores, también llevamos adelante el proyecto que se llama Con la Gente y mediante el cual tratamos de darles respuesta, dentro de lo posible, a la gente que necesita ayuda”.

Actualmente, el Sindicato de Luz y Fuerza trata de asistir a la gente afectada por la tormenta en diferentes localidades de la provincia.

“Lo que hacemos trasciende las fronteras del propio gremio, estamos a disposición de lo que la comunidad necesite. Lo hicimos con los bomberos de Sanford, con la comunidad wichi en el Chaco. Sentimos una enorme necesidad de trabajar por el otro”, aseguró Botto.

En el caso de Aquiles, el referente gremial dijo: “Se trató de una satisfacción especial, porque cuando hay un niño de por medio a uno le da una doble satisfacción ya que lo disfruta uno y sabemos que estamos colaborando para mejorar la calidad de vida del nene”.

Finalmente Botto sentenció: “Creemos pertinente hacer un llamado a la solidaridad y también a la insensibilidad de quienes dejaron sin trabajo al papá de Aquiles, que era contratista de la empresa Telecom”.

Comentarios