Edición Impresa, Le ponen la firma, Sociedad

Inauguración

Un edificio de 9 mil metros cuadrados “sustentables”

Tradicional sanatorio local apostó a los últimos desarrollos técnicos en construcción, ahorro energético y bioseguridad; Manuel Fernández de Luco, arquitecto que desarrolló la torre de consultorios médicos, explicó detalles de la obras.


Edificio sustentable. Así define el arquitecto Manuel Fernández de Luco la torre de 10 pisos que, tras cuatros años de obra, se inaugura hoy en Rosario. La obra fue encargada por un grupo de médicos del Sanatorio Británico, institución médica que ya tiene más de 90 años de historia en la ciudad y que a su sede histórica de Paraguay y Wheelwright suma ahora 9 mil metros cuadrados para el funcionamiento de sus consultorios.

El diseño, proyecto y ejecución de este edificio sustentable en Jujuy 1540 es responsabilidad de Fernández de Luco, docente de la cátedra de Proyecto Arquitectónico en la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la UNR.

Hace exactamente cuatro años atrás comenzaba la obra con el trabajo de  demolición.

–¿Cuatro años representan mucho o poco tiempo?

–Cada obra tiene su tiempo técnico razonable, acortarlo o alargarlo significa encarecer la obra; a lo que hay que agregar el grado de sustentabilidad del requisito financiero, por lo que acortar una obra exige adelantar fondos y alargarla puede significar agregar costos fijos innecesarios, todo lo cual no afecta a la obra pero sí a su presupuesto. Debemos estar preparados, no obstante, para trabajar aceleradamente si los tiempos y las necesidades así lo exigen.

–Usted habló de sustentabilidad, ¿qué cuestiones relacionadas con el medio ambiente debieron ser tenidas en cuenta?

–El edificio está adecuadamente aislado en términos térmicos. Ventanas con doble vidrio, aislantes, para que la ganancia o pérdida de calor no afecten el consumo de energía. Hemos cuidado que en la mayor cantidad de horas del día, la iluminación pueda ser natural en todos los consultorios y en las salas de espera, lo que incidirá en un menor consumo de energía. Además, la oferta de iluminación está reservada para artefactos con luminarias tipo led, de bajo consumo, con larga vida útil que no generan calor. Los materiales de terminación de pisos y de paredes son de bajo y nulo mantenimiento, ya que evitamos los cerámicos esmaltados y las paredes no son pintadas. Todas las carpinterías son de acero inoxidable y aluminio con lo cual también evitamos la pintura. Los ascensores son del tipo inteligentes que ordenan sus ascensos y descensos en forma secuencial con lo cual se racionalizan sus desplazamientos para evitar los innecesarios. Este es un edificio con una funcionalidad característica, ya que va a estar destinado a consultorios médicos. Es de mediano porte. Un edificio con un nivel de confort alto, lo que exige la climatización central de todos los espacios comunes, cuenta con sistema de control de incendios, vigilancia, equipos de monitoreo. Además, está provisto de sistemas llamados inteligentes. Debimos poner la atención en el mantenimiento y sobre la incidencia de los costos operativos.

–¿Cuáles son las prioridades en la construcción de un edificio?

–Depende de cada caso. A veces lo prioritario es la fecha de entrega. Otras veces el costo es lo más importante. En otras obras el funcionamiento es lo fundamental, como es el caso de edificios destinados a  escuelas o sanatorios u hospitales; edificios con requerimientos funcionales específicos. Hay otras obras en las que todo lo referente al mantenimiento a futuro es determinante, por ejemplo si el edificio se destinará a hotel, cada habitación que tiene un problema devendrá en una limitación a la actividad del hotel.

Nosotros, como profesionales, deberemos asegurar la confiabilidad del funcionamiento del edificio una vez que el mismo comience a cumplir con su función.

–Si tuviera que definir esta obra, ¿cómo lo haría?

–Se trata de una obra robusta, sólida, preparada para un uso de tipo intensivo con escasa necesidad de tareas de mantenimiento. Se tuvo en cuenta que la gran mayoría de los usuarios serán pacientes, lo que hace que  hayamos reparado en la luminosidad, la amplitud de los ambientes y la comodidad de las instalaciones con equipamientos de colores claros. El diseño de los ámbitos de espera es relajante para que el ambiente aporte un bienestar a quien está pasando algún padecimiento.

–¿Qué siente cuando después de algunos años de trabajo se concluye la obra?

–Un edificio que se termina es como un hijo. Los arquitectos producimos cosas que van a perdurar más allá de nuestras vidas. Lo que hacemos los arquitectos son obras que van mucho más allá de quienes hemos sido sus autores.

Características del proyecto

Los Consultorios del Sanatorio Británico están ubicados en calle Jujuy 1540 de Rosario. El edificio tiene 9.000 metros cuadrados, con diez pisos destinados a la atención de todas las especialidades médicas, laboratorio central, oficinas, auditorio y salón para congresos, docencia y capacitación con capacidad para 200 personas.

Cuenta con conexión interna directa con el Sanatorio Británico, salas de espera amplias, temperatura sectorizada y regulada centralmente y tres ascensores de alta capacidad.

Todos los espacios se diseñaron aprovechando equipamiento de última generación y cumpliendo con exigencias de calidad, bioseguridad y cuidado del medio ambiente.

Con el traslado de todos los consultorios, el Sanatorio Británico en su sede histórica dispondrá de espacio para destinarlo a internación y atención de los pacientes.

Al traslado de los consultorios al flamante edificio se le agrega la incorporación de un moderno sistema de obtención de turnos on line para consultas con personal preparado para agilizar las respuestas. Esta red informática incluye la Historia Clínica Centralizada, para mayor información sobre diagnóstico y conocimiento del paciente que requiere atención.

Comentarios