Policiales

La muerte del joven penitenciario

“Un disparo accidental por inadecuada manipulación del arma”

José Pedroni era guardiacárcel, tenía 26 años y era oriundo de barrio El Tránsito de la ciudad de Santa Fe. Ayer recibió un tiro en el pecho por parte de un compañero de trabajo y falleció. Para el fiscal, fue un accidente


José tenía 26 años y era oriundo de la ciudad de Santa Fe.

El fiscal de la Unidad de Homicidios Ademar Bianchini se refirió a la muerte del agente del Servicio Penitenciario José Ricardo Pedroni, fallecido a raíz de una herida de arma de fuego que partió de la pistola de un compañero de trabajo en el penal de Piñero. “Fue un disparo accidental por inadecuada manipulación del arma”, dijo el representante del Ministerio Público de la Acusación. “Intervinimos nosotros –por la Unidad de Homicidios Dolosos– por una cuestión de precaución, pero desde un primer momento estuvo más o menos claro que se trató de un accidente”, aclaró el funcionario.

Pedroni, de 26 años, se desempeñaba como penitenciario en la Unidad Nº 11 de Piñero y era oriundo de barrio El Tránsito de la ciudad de Santa Fe. El martes a las 19 recibió un tiro en el pecho que le dañó el corazón; Bianchini refirió que el “accidente” se produjo durante “un cambio de guardia” mientras manipulaba el arma junto a su compañero de trabajo.

Pedroni ingresó después de las 20 al hospital Anselmo Gamen, de Villa Gobernador Gálvez, donde ingresó sin vida. En un primer momento circuló la versión de que el guardia había sufrido dos disparos, lo que fue desestimado por el fiscal Bianchini: “Fue sólo uno, lo que contribuye a sostener la hipótesis de que esto fue un actuar negligente en la manipulación del arma de fuego”.

“Hasta ahora es una muerte accidental. El testigo semidirecto dijo que estaban conversando amigablemente afuera del cuarto y tenemos referencias de que eran muy buenos compañeros de trabajo y se llevaban bien. No tenemos elementos para sostener que se trató de una muerte intencional”, dijo Bianchini.

El fiscal reveló que el penitenciario que disparó, oriundo de la localidad santafesina de Laguna Paiva, ya se encuentra en libertad y se prevé que será imputado por homicidio culposo. El guardiacárcel recibió asistencia psicológica ya que se encontraba sumido en una crisis, agregó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios