Ciudad, Gremiales

Acoso laboral y ataque machista

Un dirigente gremial gastronómico fue imputado por violencia de género y amenazas a una colega

Norma Mores es integrante de la comisión directiva de Uthgra y denuncia acoso laboral. Hay cuatro miembros de la comisión directiva que tienen restricción de acercamiento y ahora uno de ellos, Sergio Ricupero, fue imputado por lesiones en contexto de violencia de género y amenazas

La Intersindical de Mujeres de Rosario repudió las agresiones.

Este jueves imputaron en libertad al sindicalista Sergio Ricupero. La decisión la tomó la fiscal de la oficina de Violencia de Género Luciana Vallarella tras una denuncia presentada por la secretaria de Actas del sindicato Uthgra, quien fue víctima de un hecho violento en el interior de la oficina del dirigente gremial. La Fiscalía le achacó el delito de lesiones leves dolosas agravadas por el contexto de violencia de género y amenazas simples y el acto no se hizo en presencia de un juez, ya que el gremialista no corría riesgo de ir preso.

La Fiscalía imputó a Ricupero el hecho ocurrido el 26 de febrero pasado cuando Norma Mores, secretaria de Actas y Afiliaciones del gremio de los gastronómicos, sección Rosario, y representante del área de Género se encontraba en la oficina del denunciado hablando por teléfono cuando el dirigente gremial ingresó a los gritos, amedrentando y, tras arrojar el celular de la víctima al piso, la amenazó en forma verbal apretándole el brazo con fuerza. Luego la zamarreó y le pegó una piña en el brazo, contó una fuente fiscal.

Tras el achaque fiscal, Ricupero negó el hecho denunciado y dijo que se trata de un interna gremial que busca desacreditarlo por ser opositor a la denunciante, contó la fuente.

Hostigamiento laboral y violencia de género

Norma Mores es parte integrante de la comisión directiva de Uthgra. Hace dos años que viene sufriendo acoso laboral e inició una demanda por esta figura y por hostigamiento contra varios miembros de la comisión. La presentación judicial tramita en el Juzgado de Distrito Civil y Comercial a cargo de Néstor García, quien dictó una prohibición de acercamiento a cuatro de los integrantes del grupo, entre ellos Ricupero.

En el ámbito administrativo el secretario General Mario Di Renzo le dio una licencia a la denunciante; cuando se reintegró, se cruzó en algunas oportunidades con las personas que tienen restricción de acercamiento a ella y el secretario General pidió en la Justicia que trabaje dos días por semana, a lo que Norma se opuso.

La dirigenta contó que le quitaron las claves para acceder al sistema informático. El 26 de febrero comenzó a circular por las redes sociales un audio dónde se podía escuchar la agresión que sufrió Norma. “Zurda de mierda, hija de puta ¿estás grabando con esto? Te voy a matar. Andá a denunciarme”, se escucha en el audio que logró grabar Mores.

En una nota que El Ciudadano le hizo a Ricupero por otra cuestión, fue consultado por este tema y dijo que era un armado político y mediático, lo que volvió a sostener este jueves en su defensa formal en la Fiscalía tras la imputación del hecho.

Norma Mores retomó con orden judicial su lugar de trabajo en Gastronómicos, pero sigue hostigada

Comentarios