Espectáculos

Televisión

Un diálogo inspirador que se apropia de la escena

Este martes a las 14 se conocerá por la pantalla de Canal 3 “Espontáneos”, una búsqueda estética experimental que hibrida el periodismo con el teatro espontáneo a partir de cuatro entrevistas intervenidas en vivo por el grupo Nómades.


Periodismo y teatro, un par dialéctico donde ambos lenguajes tienen en común el objetivo de comunicar. Con esa premisa, y atravesado por el deseo de multiplicar una experiencia personal, rica y reveladora, el periodista rosarino Damián Schwarzstein, actualmente a cargo de rosario3.com, concretó, junto a un gran equipo, Espontáneo, un programa de televisión de media hora que a partir de una entrevista “busca recuperar una vivencia” y que desde este martes, y los restantes de febrero, se podrá ver por la pantalla de El Tres, después del clásico De 12 a 14.

Se trata de un proyecto experimental que comenzó a desarrollarse a comienzos del año pasado, y que fue rodado en el escenario del teatro La Comedia. A cargo de la dirección periodística, Schwarzstein es una de las patas de un equipo que coordina, desde la dirección teatral, Ana Otto, con la participación del músico Ariel Migliorelli y el grupo de teatro espontáneo Nómades.

El proyecto fue seleccionado en la convocatoria Entre todos de la Secretaría de Cultura municipal y lo integran cuatro entrevistas que se combinaron con las intervenciones del grupo teatral, a cargo de Otto, de vasto recorrido en la ciudad, a personalidades de la cultura rosarina. Así aparecen Héctor Ansaldi, prestigioso teatrista local; Sonia Tessa, desde hace dos décadas referente del periodismo de género; César Debernardi, la gran estrella del rock vernácula, y Sandra Corizzo, cantante y compositora que marca un recorrido singular en su generación y en la que le sigue.

“No son cuatro entrevistas más de las que los periodistas hacemos habitualmente, sino que están combinadas con el trabajo del grupo Nómades de teatro espontáneo, que dirige Ana Otto, y lo que hicimos fue cruzar estos dos lenguajes: el periodismo y el teatro espontáneo, dos canales que en realidad tienen un mismo fin, que tiene que ver con contar historias”, expresó Schwarzstein. Y Otto acotó: “Son historias cotidianas transformadas en un hecho artístico; buscamos darle ese carácter, enriquecerlas desde las escenas, resonar con esas historias. De hecho, entrenamos en improvisar y resonamos con las historias de la gente; de algún modo, también, buscamos pasar del terreno de lo individual al de lo colectivo”.

Hibridación de lenguajes

Pariente cercano del psicodrama, el teatro espontáneo, que en sus recorridos intenta borrar los límites que impone la cuarta pared y por eso encuentra su mejor lugar en espacios no convencionales, es un lenguaje que pone en una escena del “aquí y ahora” algo que se cuenta o se narra previamente. Con ese objetivo vivencial y algunas veces terapéutico, las historias narradas por los entrevistados en Espontáneo tienen su correlato escénico, apoyado en el rico universo sonoro propuesto, al mismo tiempo, por el talentoso músico local Ariel Migliorelli.

“Las entrevistas que nos propusimos hacer estuvieron orientadas a contar una historia, una vivencia, una anécdota, que son el material para que luego se desarrolle ese reflejo escénico que plantea Ana con los actores y actrices del grupo. Particularmente desde el periodismo, que es la parte que me toca, me gusta hacer hincapié en lo que considero es el mejor periodismo, el que cuenta las historias desde la mayor cantidad de ángulos posibles. Creo que algo de eso sucede en estas entrevistas, porque tenemos una mirada diferente: se produjeron momentos muy íntimos y potentes que nos permiten redescubrir a estos cuatro personajes que son referentes de nuestra cultura, al tiempo que pensamos que esos relatos forman parte de la historia cultural de la ciudad”, analizó Schwarzstein.

“Pensamos que esos cuatro encuentros están planteados desde un lugar genuino –detalló Otto–, que nos permitió preguntarles cosas que quizás no suelen hablarse en una entrevista; de hecho, a los cuatro entrevistados los conocemos por sus trabajos profesionales pero quizás no tanto como personas, esa parte de sus historias que los hacen ser quienes son hoy”.

Dos mundos en uno

Acerca de cómo el par dialéctico periodismo-teatro se pone a funcionar con el objetivo de ofrecer en primer plano un modo diferente de contar historias, Schwarzstein analizó: “Todo surgió a partir de ver una función del grupo Nómades; me tocó contar una historia y el grupo la representó. Esa historia que conté tenía que ver con mi trabajo, dado que estaba viendo esa propuesta de teatro espontáneo y por el celular me avisaban desde la redacción (desde rosario3.com) que se había caído el sistema; eso se vuelve medio trágico para los periodistas. Y, en un momento, tuve la sensación de que el hecho de poder contar eso que me estaba pasando frente a todos era una descarga por la angustia que estaba sintiendo. Con el tiempo, empecé a pensar que eso que había ocurrido conmigo lo podíamos transformar en un programa de televisión con personalidades de la cultura local que nos contaran historias propias que, al mismo tiempo, nos ayudaran en este cruce de lenguajes, a contar una parte de la historia cultural de la ciudad o de la provincia”.

Y completó: “Al principio, imaginé dos mitades; quince minutos de entrevista y otros quince de teatro, pero después de darle algunas vueltas al asunto llegamos a la conclusión que lo más interesante estaba en poder producir un diálogo entre estos dos mundos que confluyen en uno”.

Si te gustó esta nota, compartila