Edición Impresa, El Hincha, Newell's Old Boys

futuro rojinegro

Un día clave por los refuerzos leprosos


La dirigencia leprosa tuvo una jornada con viajes y reuniones, donde se buscaron resolver temas económicos y la llegada de refuerzos. Y si bien hubo puntos positivos, al menos hasta hoy o mañana no se concretará oficialmente la llegada de alguno de los jugadores con los que se está negociando.

La dirigencia se dividió en dos. Eduardo Bermúdez y Cristian D’Amico viajaron a Santa Fe para reunirse con José Vignatti, presidente de Colón, para definir cómo pagará el Sabalero los 500 mil dólares por el 50 por ciento del pase de Guillermo Ortiz. Con todo definido, el zaguero se quedará en el Sabalero y Newell’s recibirá un dinero que le permitirá afrontar algunos compromisos inmediatos.

Por otra parte, Juan José Concina y Carlos Cantarelli viajaron a Capital Federal. El primer paso obligado fue en Agremiados, donde los directivos llevaron cheques para afrontar la deuda atrasada con el plantel, en especial los premios y primas de 2016. Esta reunión con Sergio Marchi no fue casual, pues en el orden del día de la reunión de comité ejecutivo de AFA de ayer el punto cuatro era la deuda de Newell’s y Banfield con sus planteles, un llamado de atención que obligó a resolver el tema con anticipación. “En agosto con la plata de la Superliga y con el ajuste que hicimos con el plantel nos vamos a acomodar”, confió ayer un alto directivo.

Pero también hubo charlas para cerrar la llegada de refuerzos, en especial Mathías Abero, Brian Sarmiento, Mauro Guevgeozian y César Rigamonti. En todos los casos hay acuerdo en los números, pero restan detalles. Justamente ayer se esperaba que Abero llegara de Uruguay para hacerse la revisión médica y firmar su contrato, pero aún falta algún detalle de pago en la intermediación que postergó su arribo.

Otro que está muy cerca es Brian Sarmiento. El jugador ya decidió jugar en Newell’s e incluso se lo comunicó a su círculo íntimo de amigos, pero también restan pulir cuestiones contractuales en cuanto a comisiones e impuestos que demoran su llegada. “Están muy cerca, pero hasta que no firmen no vamos a decir que están”, comentó un directivo .

En tanto, hoy podría llegar a la ciudad Mauro Guevgeozian. Temperley no pudo igualar la oferta económica de Newell’s y desde lo deportivo no es lo mismo jugar la Sudamericana que pelear el descenso. “Newell’s hizo una mejor oferta, pero nosotros le dijimos que acá cobra puntual los días 5 de cada mes”, declaró el vice del Gasolero, Adrián Tomasone. Y agregó: “Hicimos el mayor esfuerzo, pero sabemos que cuando aparecen clubes como Newell’s no podemos hacer mucho”.

En cuanto a Rigamonti, la dirigencia espera que el jugador llegue entre hoy y mañana para hacerse la revisión médica y firme su vínculo a préstamo, ya que el arquero tiene el pase en su poder.

Otra charla con la Fiera

La continuidad de Maxi Rodríguez tiene en vilo al mundo Newell’s y la espera por saber si sigue o no se alarga.

La dirigencia ya mantuvo un par de charlas con la Fiera, y entre hoy y mañana se juntarían nuevamente para tratar de avanzar con el nuevo contrato, ya que desde el viernes el delantero no tiene vínculo formal con la entidad del Parque.

Hay optimismo, pero desde el entorno del jugador aseguran que no sólo se trata de números, ya que Maxi pretende que el próximo semestre sea más ordenado en lo externo. Y la definición tal vez demore.

¿Y el hotel?

La pretemporada del plantel rojinegro se realizará en Rosario para abaratar costos, pero la idea de la dirigencia de poder inaugurar antes del 17 de julio el hotel donado por Marcelo Bielsa quedó trunca, ya que restan muchos detalles que no van a permitir habilitarlo en el corto plazo.

La familia Bielsa donó cerca de 2 millones de dólares para construir el hotel (complejo de servicios deportivos) y el propio Marcelo puso a su sobrino Pedro Soria a supervisar la obra, que quedó terminada a fines del año pasado. Pero la dirigencia leprosa debía hacerse cargo de la instalación de los servicios, de todo el amoblamiento y la parte de electrodomésticos, y terminarlo se hizo cuesta arriba porque el costo estimado de lo que faltaba rondaba los 6 millones de pesos.

Por estos días la dirigencia comenzó a trabajar con dos habitaciones modelos con carpinteros por el tema muebles, y luego se pondrán televisores y demás detalles. Si todo sale bien, se seguirá avanzando con el resto de las habitaciones y los lugares de espacio común, algo que demandará un tiempo.

Pero además aún no está habilitado el gas, algo que según un directivo involucrado “viene complicado” por las exigencias en esa materia más allá de que Newell’s ya invirtió un dinero importante para la obra. Y además, si bien ya se hizo el trabajo para traer la red de media tensión de electricidad, aún no está terminado el tema dentro del hotel, donde hoy los únicos servicios habilitados son el agua y la red de fibra óptica.

Por todo esto, lo más probable es que la inauguración del edificio denominado “Jorge Griffa” quedará para más adelante y el Chocho Llop con el plantel trabajará igual en Bella Vista, pero el descanso será en el complejo La Ilusión de Ricardone. Y falta pactar algunos amistosos previos al 20 de agosto, fecha en la que comenzará el torneo.

Antes del debut en el torneo local, la Lepra deberá afrontar un partido por Copa Santa Fe el fin de semana del 23 de julio, aunque ese cotejo será con juveniles que tengan contrato, con mayoría de jugadores de reserva. Y hay que esperar la programación del partido por Copa Argentina ante Godoy Cruz, que se jugaría en Córdoba y podría ser antes del inicio del torneo.

Comentarios