Policiales

Ocurrió en Rafaela

Un detenido agredió a un fiscal en una audiencia judicial

Frente al juez el hombre no pudo controlar su ira y le tiró con un cesto al fiscal que pedía mantenerlo preso mientras avanzaba la investigación de 12 hechos delictivos. El ataque generó conmoción en el ámbito fiscal que reclamó mayores medidas de seguridad. Mirá el video


Revisión trunca. El detenido le arrojó un cesto de basura al funcionario acusador. Foto: captura de video.

Un hombre detenido por varios hechos delictivos le tiró con un cesto a un fiscal durante una audiencia de revisión de medida cautelar y le dijo que lo iba a matar. El objeto pegó en la cabeza del funcionario y le generó un corte. El hecho se produjo este jueves en una pequeña sala de audiencias en la sede judicial de Rafaela.

El detenido estaba sentado contra la pared junto a su defensora. Tomó el cesto de basura que tenía junto a una pierna y se levantó. El policía que estaba a su espalda se le fue encima pero no pudo evitar que lo arrojara. Mientras la defensora se tomaba la cara y se paró del asiento mientras los uniformados redujeron a su cliente. El fiscal debió ser asistido medicamente y ya se escuchan voces de repudio y reclamos de mayor seguridad para el desarrollo de la labor judicial. Por su parte el jefe general de los fiscales, Jorge Baclini, adelantó que informará formalmente a la Corte Suprema provincial sobre el hecho y pedirá mayores medidas de seguridad. Mientras el atacante sumará una nueva causa penal por el ataque.

 

Tiene 33 años, está preso en la Unidad Penitenciaria de Piñero purgando una condena unificada por penas dictadas en Santa Fe y Córdoba. Fue imputado por 12 nuevos hechos cometidos desde la cárcel, entre ellos dos tentativas de homicidio agravado por el uso de arma, en uno de los casos calificado por alevosía y la instigación de un abuso de armas. También seis hechos de amenazas y tres de coacción, según informaron desde la Fiscalía.

El fiscal Guillermo Loyola. Foto: Diario La Opinión.

 

Se llama Edelvio R. y le dicen Yiyo y el jueves por la mañana fue trasladado hasta la sede judicial de Rafaela dónde el fiscal Guillermo Loyola pidió la prórroga de la prisión preventiva. Mientras el funcionario fundaba su solicitud Yiyo estaba sentado en un escritorio entre la pared y su defensora Hilda Knaeblein con la mirada hacia el piso. Se encontraba a una distancia de un metro y medio del fiscal que ocupara un escritorio lindero. En un momento se levantó en forma intempestiva con un cesto de basura en la mano y se lo lazó al fiscal antes que el custodio lograra detenerlo al grito de “te voy a matar”.

Yiyo fue reducido y el fiscal asistido por un médico. Loyola recibió un corte en la cabeza que según explicó el fiscal regional del a 5° Circunscripción Diego Vigo demandará una semana de recuperación aproximadamente. Obviamente la audiencia se suspendió y a la tarde se reanudó con otro fiscal que requirió la prórroga de la medida cautelar, reclamo que fue admitido por el juez Alejandro Mognaschi.

El fiscal general Jorge Baclini habló sobre el hecho y destacó la gravedad de lo sucedido dentro del edificio de Poder Judicial. Es una situación gravísima porque es un atentado contra un fiscal, dijo y agregó que la idea es intimidar para que no se investigue con libertad. El funcionario hizo hincapié en la necesidad de reveer las medidas de seguridad en las audiencias para mejorarlas. Destacó que la audiencia se hizo en una sala pequeña y no se evaluó la gravedad de la imputación para determinar el lugar, también ejemplificó con la presencia del cesto de basura junto al detenido lo que le posibilitó la agresión.

El fiscal general Jorge Baclini habló sobre el hecho y destacó la gravedad de lo sucedido.

 

Baclini resaltó la necesidad de dar mayores seguridades para que se pueda trabajar libremente “porque hay un condicionamiento a un poder del Estado que investiga delitos”, dijo y resaltó la persecución de delitos más graves, de bandas organizadas, de estructuras que se pensaban impunes, de una actuación vehemente que se está llevando adelante el MPA, explicó

“Esta es la primera vez que ocurre en esta dimensión (en relación a una agresión en una sala de audiencia a un funcionario) y es una situación de alerta, felizmente no pasó a mayores más allá de que la lesión fue importante y le va a llevar una semana recuperación además de la consecuencia psicológica”, dijo. Y agregó “cuando hay datos ciertos y puntuales que el imputado es peligroso hay que tomar todas las medidas. Es imposible predecir cuál va a hacer la forma de actuar. En general los imputados tienen un comportamiento adecuado y correcto en sala y acá hay una persona que actuó distinto”, aseguró.

Baclini no dejó pasar otras situaciones de peligrosidad como las balaceras que tienen como objetivos edificios del Poder Judicial o propiedades de funcionario o familiares del fuero penal. Dijo que” hay una agresividad al sistema y se tienen que tomar todas las medidas de cautela”. Concluyó que hablara con la Corte para ver qué medidas y de qué manera pueden brindar mayor seguridad. Van a solicitar que se arbitren medidas en concreto y mejorar en la seguridad en las audiencias, adelantó

Mientas la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público de la Acusación de la Provincia de Santa Fe emitió un comunicado solidarizándose con Loyola y su familia, repudiando la agresión y exhortaron a las autoridades del Poder Judicial a trabajar para convertir en espacios seguros los edificios de tribunales.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios