Edición Impresa, Policiales

Crimen del líder de Los Monos

Un destrato innecesario del tribunal para con los periodistas

La tercera jornada del juicio oral que se sigue por la muerte de Claudio “Pájaro” Cantero comenzó con complicaciones.


La tercera jornada del juicio oral que se sigue por la muerte de Claudio “Pájaro” Cantero comenzó con complicaciones. Un testigo, agente de la AFI (ex Side), había solicitado que los imputados no estuvieran presentes en la sala durante su declaración. Ello generó que los defensores requirieran que, si el planteo era admitido, tampoco estuviera presente el público. En principio ello se aceptó, pero no fue comunicado a la oficina de prensa para que informara a los periodistas que a diario cubren Tribunales y estaban afectados a la cobertura del juicio. Ayer en el recinto había tres periodistas, un fiscal y un empleado de la defensoría en la sala.

La audiencia estaba fijada para las 9. Al final el tribunal (Julio Kesuani, María Isabel Más Varela e Ismael Manfrín) resolvió la presencia de la prensa en el lugar con el compromiso de no bridar datos de identidad del testigo.

Tras ingresar a la sala e iniciar la declaración, el defensor Jorge Funes hizo un nuevo intento y citó la ley de inteligencia nacional N° 25.520 a lo que Kesuani le respondió que ya estaba resuelto. El testigo avanzó un poco más en su declaración y nuevamente el defensor interrumpió la alocución e introdujo, en forma extemporánea y cuando ya el tribunal había resulto la cuestión, una disposición administrativa. Según dijo, existe una resolución de la ex Side que sostiene que lo dicho por un agente no puede trascender a las partes. A lo que Kesuani volvió sobre la decisión tomada por el tribunal y desalojó la sala.

Si bien el tribunal cuenta con facultades para disponer la presencia o no de público, la forma en la que se manejó esta situación, las idas y venidas, el hecho de que un tribunal resuelva en un sentido, permita el ingreso y tras un nuevo cuestionamiento sobre la decisión tomada vuelva sobre sus pasos, es lo que resulta discutible. Tras tres horas de espera en el pasillo, los periodistas se retiraron sin realizar la cobertura.

Jornada de escuchas acerca de muerte y venganzas

En la tercera jornada se ventilaron escuchas posteriores al asesinato de Cantero, en 2013. En ellas conversan presuntos integrantes de los Monos además de efectivos policiales, y se mencionan los nombres de los posibles autores materiales del homicidio con clara intención de perpetrar venganzas. También ayer se escuchó el testimonio de Luis Quevertoque, entonces integrante de la cuestionada División Judiciales de la UR II, quien aclaró que no realizaba “informes de calle” sobre el crimen del Pájaro porque en ese momento estaba abocado a la investigación de la muerte, en 2012, de Martín “Fantasma” Paz (la megacausa Monos). Y agregó que recibía trascripciones de escuchas y enviaba partes informativos que fueron agregados al expediente. Para una de las defensas no quedó claro de quién era una de las voces escuchadas ayer, si a Ramón Machuca (Monchi Cantero), hermano de crianza del Pájaro, o a Milton César, desvinculado del caso y quien sufrió la pérdida de su hermano y su madre en venganza. Los acusados son Luis Bassi, como instigador, y Milton Damario y Facundo Muñoz, como ejecutores.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios