Policiales, Últimas

Acebal

Un comisario y tres oficiales a disponibilidad por la misteriosa desaparición de una ametralladora

Además de una FMK3 calibre 9 milímetros con dos cargadores faltó una una escopeta 12.70. La seccional fue relevada y los cuatro uniformados separados de sus cargos para ser imputados, en principio, por incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos 


El comisario y tres oficiales de guardia de la seccional 28ª de Acebal fueron separados de sus cargos y pasados a disponibilidad en el marco de una causa que investiga el faltante de armas (una ametralladora y una escopeta) dentro de esa dependencia policial. La irregularidad habría sido detectada por un agente de la comisaría quien el jueves pasado hizo un relevamiento y notó las faltantes. Tras ello se comunicó con el comisario para preguntarle si las tenía en su despacho bajo llave y, ante la negativa, le avisó que abriría un sumario porque no se encontraban dentro de la dependencia.

La investigación recayó en la Unidad Fiscal de Flagrancia a cargo de José Luis Caterina, quien coordinó con efectivos de la Agencia de Control Policial (ex Asuntos Internos) un relevamiento en la seccional de Acebal, localidad ubicada a unos 65 kilómetros de Rosario, y la revisión de los libros de actas.

La medida terminó con el comisario y tres efectivos de esa seccional separados de sus cargos y pasados a disponibilidad. En principio serán imputados en libertad por el fiscal Caterina por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos.

Voceros del caso dijeron que los cargos de los agentes bajo sospecha corresponden a un subcomisario, dos subinspectores y un suboficial y que si bien son funcionarios públicos, sus nombres se mantendrán bajo reserva hasta la audiencia imputativa.

Según informaron desde el programa de radio El diario despertar, de FM Aire Libre Acebal, mientras se realiza la investigación penal la seccional 28ª quedó a cargo del comisario Marcelo García, quien prestaba servicios en la subseccional 4ª de Piñero.

En el mismo programa dijeron que las armas que faltaban eran una pistola ametralladora FMK3 calibre 9 milímetros con dos cargadores y una escopeta 12.70, ambas sin municiones. También mencionaron el número de registro de cada arma y dijeron que ya habían sido puestas en circulación en la ciudad de Rosario, con fines ilegales,, aunque ese dato no fue corroborado por ninguna fuente oficial.

Comentarios