País

Incendios letales

Un bombero voluntario de Chaco murió al descompensarse mientras combatía un incendio forestal

Ramón Arsenio Pérez tenía 66 años y formaba parte de la Asociación de Bomberos Voluntarios local. Sus colegas de todo el país decretaron duelo por dos días. La provincia norteña suma 85 mil hectáreas devastadas por el fuego. La Argentina, más de un millón. El 95% fue con intervención humana


Ramón Arsenio Pérez en plena tarea (Foto: gentileza Diario Norte de Chaco)

Ramón Arsenio Pérez tenía 66 años, era integrante de la Asociación Civil Bomberos Voluntarios de la ciudad chaqueña de Margarita Belén y falleció este viernes al sufrir una descompensación cuando combatía un incendio forestal.

La Federación Central de Bomberos Voluntarios del Chaco confirmó la muerte y dispuso el luto por dos días del sistema provincial de Bomberos Voluntarios, por lo que la Bandera permanecerá izada a media asta en todos los cuarteles.

El presidente de la Federación, Carlos Alfonso, manifestó en nombre de las asociaciones afiliadas de Bomberos Voluntarios su tristeza por la pérdida, expresó sus condolencias para los familiares, amigos y camaradas y dispuso el luto.

Los incendios en Chaco se desataron poco después de que comenzaran en el Delta del Paraná, afectando los humedales en jurisdicción de Entre Ríos que son fuente de biodiversidad y aportan servicios ambientales a una amplia región. En octubre pasado, el gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, evaluaba que existían entonces “Más de dos mil focos y más de 70 mil hectáreas dañadas” en la provincia que comanda. En ese momento, los principales siniestros se daban precisamente en las zonas de Margarita Belén y Colonia Benítez.

Un millón de hectáreas arrasadas: alguien prende, otros mueren

De acuerdo a un informe del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), las quemas arrasaron desde inicios de año más de un millón de hectáreas en todo el país. Las provincias más comprometidas fueron Córdoba y Entre Ríos. La única a salvo fue San Juan.

El director del SNMF, Alberto Seufferheld, afirmó este viernes que el 95 por ciento de los focos se originaron por acciones humanas. Y se potenciaron por las condiciones de sequía extrema y prolongada que sufre buena parte del territorio nacional. A las consecuencias ambientales, que llevará años remediar, y en algunos casos décadas, se suman, como en el caso de este viernes en Chaco, pérdidas de vidas. Más aún, las de quienes intentan, como el bombero de Margarita Belén, apagar el fuego que otros inician.

El relevamiento oficial da cuenta de la superficie consumida por el fuego en cada provincia:

Buenos Aires: 1.104 hectáreas

Catamarca: 31.219

Chaco: 85.000

Chubut: 6,263

Córdoba: 326.800

Corrientes: 7.876

Entre Ríos: 309.460

Formosa: 20.459

Jujuy: 37.240

La Pampa: 5.695

La Rioja: 2.396

Mendoza: 13.908

Misiones: 1.731

Neuquén: 15.540

Río Negro: 36.357

Salta: 71.869

San Luis: 47.642

Santa Cruz: 302

Santa Fe: 19.058

Santiago del Estero: 29.532

Tierra del Fuego: 0,5

Tucumán: 11.389.

Comentarios