Edición Impresa, Espectáculos, Teatro

Teatro

Un biodrama que repiensa el amor


¿El amor es una ficción? ¿Quiénes somos en el amor? ¿Siempre nos enamoramos de la misma persona? ¿Cuál es el cuerpo del amor? Son las preguntas que plantea Maruja enamorada, un biodrama amoroso con toques de humor sarcástico que surge del encuentro artístico entre la directora Vivi Tellas y la actriz Maruja Bustamante. El mismo tendrá hoy una única función en Rosario, en el marco de Transfusiones artísticas, un laboratorio de intercambio de experiencias escénicas destinado a actores, bailarines, directores, músicos y poetas, entre otros, que tendrá lugar en la ciudad la semana que viene.

Se trata de “una obra documental o testimonial sobre una persona viva”, explicó Bustamante sobre el concepto de biodrama y continúo: “Vivi Tellas hizo esta historia en paralelo con la historia amorosa de mis padres, desde mi nacimiento hasta el 2013, cuando se estreno la obra”.

En el escenario Maruja revive sus relaciones amorosas mientras reconstruye su historia familiar. “Así el material biográfico se vuelve experiencia escénica”, define. En el escenario Bustamante no está sola, la acompaña su partenaire en el dúo “Te amo, Iti el Hermoso” (Ignacio Ocampo).

Según adelantó la actriz, la obra está estructurada en tres actos. “En el primero, Tellas nos propuso una improvisación. Hacemos la escena del inicio de una relación y la escena de cuando termina, en una especie de sin fin que se repite. Ella dice que en esos momentos siempre se actúa. porque son de mucha tensión. Sos una persona tratando de conquistar y otra tratando de separarte”, adelantó Bustamante quien, respecto de la impronta musical de la obra, íntimamente relacionada al dúo que comparten los protagonistas, comentó: “Muchas de las canciones que tenemos con Iti están relacionadas con algunas anécdotas que se cuentan en la obra, entonces a Vivi le interesó que las cantemos”.

La relación entre la directora y la actriz surgió cuando, docente y alumna, compartieron un taller de biodrama. En ese marco, Bustamante presentó un trabajo biográfico que a Tellas le interesó. “Le decía que yo me enamoraba de personas que no se enamoraban de mí. Eso me llevó a pensar que era erotómana, una persona que no podía ver si era real o no el amor. Fui al psicólogo a preguntarle y se me mató de risa, porque un erotómano es casi un psicótico que puede llegar a matar a la persona que ama. No soy erotómana pero jugamos con esa idea”, contó.

Maruja Bustamante es actriz, performer, directora, escribe teatro y participó en más de cuarenta obras en los últimos quince años. Entre sus trabajos más destacados están Adela está cazando patos, Paraná Porá y Dios tenía algo guardado para nosotros; además de sus participaciones en las tiras televisivas Un año para recordar y Tiempos Compulsivos. Dentro de las hipótesis o preguntas que recorre Maruja enamorada, está el hecho de que siempre el amor está dirigido, simbólicamente, a la misma persona: “Jugamos con el hecho de que siempre se busca el mismo tipo de persona, o con el mismo tipo de actividades. O hay personas que buscan lo contrario, pero también tiene que ver, en mi caso, con buscar a tu papá, a lo que vos conocés como el hombre o al hombre que conocés”, detalló.

En la actualidad existe la presunción de que el amor o las relaciones se volvieron más efímeras. Pero Bustamante lo redefine: “Yo a mis amores los quiero para siempre, no me peleo aunque ya no tenga sexo. Creo que se vincula mucho el amor al sexo y el sexo es algo superficial, televisivo y hasta publicitario. Eso mete presión y mucha ansiedad. Entonces la gente no va a poder lograr nunca el ideal de ese amor”.

“Es verdad que el amor se vive de otra forma –reconoció– y que las relaciones duran poco, pero creo que se está reconfigurando. Escuché una canción que dice «seamos felices los 4». Y la cantaba Maluma, lo que hace pensar que algo está cambiando. Lo dice Maluma, no un intelectual repensado la sexualidad o bisexualidad”, graficó Bustamante.

Comentarios