Policiales

Crimen en zona oeste

Un albañil de 32 años fue imputado por el femicidio y violación de Lorena Riquel

Lorena fue amenzada, golpeada, abusada, robada y asesinada por un hombre que conocía. Le dicen Lágrima y fue detenido dos días después del femicidio. Este jueves la fiscal Georgina Pairola lo acusó formalmente por el hecho y quedó detenido preventivamente mientras avanza la investigación


Lorena Riquel fue golpeada, abusada y asesinada la madrugada del 22 de agosto en la zona oeste. Amigas la vieron irse con un hombre cuya descripción física coincidió con el agresor. Esta persona fue detenida y reconocida en una rueda de personas. Finalmente, imputada este jueves por los delitos de femicidio, abuso sexual con acceso carnal y hurto calamitoso por la fiscal Georgina Pairola. El juez Nicolás Vico Gimena dictó la prisión preventiva en su contra por el plazo de ley, es decir por un máximo de 2 años mientras avanza la investigación.

Lorena tenía tres hijos, era parte de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), vendía pañuelos y medias en las cercanías de la Estación de Ómnibus Mariano Moreno, limpiaba la plaza ubicada en calle Lima y Cochabamba y tenía un puesto en una feria ubicada en la “quinta de Luciani” en la zona de barrio Parque Oeste. Solía frecuentar la zona de Godoy y Liniers, donde se reunía con trabajadoras sexuales.

La madrugada del 22 de agosto se encontraba en Rouillón y Godoy con algunas de sus amigas, llegó un hombre que Lorena conocía y decidió irse con él. Según la reconstrucción fiscal llegaron hasta Rueda al 5500 y tras mantener una discusión, en la que el hombre le exigía que le diera plata, la violó y la golpeó hasta matarla. Luego se llevó las zapatillas de Lorena, se fue en dirección a Teniente Agneta. Gracias al aporte esencial del entorno de Lorena, los investigadores lograron ubicar al hombre con el que Lorena se fue aquella madrugada.

Uno de los testigos contó que escuchó una discusión entre un hombre y una mujer. El hombre le decía que le diera la plata porque estaba trabajando. Ella le decía que no tenía, que no había salido a trabajar. Él le contestó: “Te dije que te quedaras en casa”. Lorena no gritó, no levantó nunca la voz. El testigo contó que el agresor la golpeaba y abusó de ella. Los vecinos llamaron al 911; cuando el personal policial llegó Lorena estaba muerta.

Lorena, militante social, trabajadora sexual y sostén de hogar: la mataron a golpes

La detención 

El 24 de agosto el sospechoso fue detenido por la Brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal en la vía pública. Una de las amigas de Lorena contó que lo conocía. “Ya se había zarpado una vez con ella”, dijo. Todos lo conocen como Lágrima y ya había tenido situaciones de violencia con todas las chicas: “Te chamuya, te quiere robar y pegar”. Lágrima fue identificado como Carlos Daniel B., de 32 años, y fue reconocido en una rueda de personas.

Este jueves la fiscal Pairola lo acusó formalmente por abuso sexual, femicidio y hurto calamitoso. El imputado —que dijo ser albañil y paquetero y cuenta con algunas condenas previas, la última por amenazas a una mujer— se abstuvo de declarar.

A pedido fiscal, el juez Vico Gimena dictó una medida cautelar de encierro en su contra y autorizó la extracción de muestras de sangre para la realización de un estudio genético. La defensora oficial que asistió a Lágrima fue Gabriela Valli.

El último cumpleaños de Lorena Riquel, una luchadora asesinada a golpes

Comentarios