Ciudad

Uber en Rosario: piden que el Municipio ejecute acción judicial contra las casas matrices

Los concejales Eduardo Toniolli, Norma López y Alejandra Gómez Sáenz presentaron este viernes una denuncia administrativa ante la Municipalidad de Rosario. "Son empresas con posición dominante, que saturan el mercado, destruyen la competencia e imponen sus propias reglas".


“Notificamos al Municipio de lo que está sucediendo, agregando elementos, y le pedimos que tomen cartas en el asunto en un amplio sentido”, manifestó el concejal Eduardo Toniolli, quien junto a otros ediles del Frente de Todos como Norma López y Alejandra Gómez Sáenz presentaron este viernes una denuncia administrativa ante la Municipalidad de Rosario contra las empresas Uber y Maxim, prestadoras de servicios de transporte de pasajeros en la ciudad de Rosario sin contar con habilitación alguna.

Aunque resaltó la importancia de los operativos que realiza la Secretaría de Control y Convivencia, luego de que ayer dos vehículos fueran remitidos al corralón por trabajar bajo la modalidad de Uber, Toniolli afirmó que dichos procedimientos no solucionan el conflicto de fondo. “Por tal motivo le solicitamos al Municipio una acción judicial, de forma urgente, contra las casas matrices”, remarcó el concejal.

No es la primera vez que la multinacional Uber intenta su desembarco en Rosario. En los últimos días se multiplicaron los avisos publicitarios de la empresa, sobre todo en redes sociales, en las que se invita a conductores a dejar sus datos para integrar su staff prometiendo una ganancia mucho mejor que en el sistema de taxis.

“En Rosario, como en todo el país, funciona el monopolio del Estado en materia de prestación de servicio público de transporte de pasajeros para determinar cuántas licencias tiene que haber en la calle y el profesionalismo que deben tener los que conducen”, señaló Toniolli en declaraciones a Sí 98.9. Según el edil, Uber y Maxim “son empresas con posición dominante, que saturan el mercado, destruyen la competencia e imponen sus propias reglas”.

Dos vehículos que trabajaban bajo la modalidad Uber fueron trasladados al corralón municipal

Desde la Municipalidad, en tanto, aclararon que el servicio no está habilitado para funcionar en Rosario porque no acepta cumplir con las normas vigentes. Ante dicho escenario, taxistas y remiseros volvieron a enunciar el unánime repudio de gremios empresariales y de trabajadores ante un nuevo intento por vulnerar los derechos laborales.

Sobre la habilitación para que las empresas puedan llevar a cabo la actividad, Toniolli insistió en que su funcionamiento está prohibido, ya que nunca solicitaron autorización en la Municipalidad. “Tenemos una crisis del transporte, donde hay necesidad de movilidad de muchos barrios de Rosario, pero esto no es ninguna solución, porque donde se han introducido han precarizado y destruyendo el transporte urbano de pasajeros. Lo que parece cool, barato y atractivo en el principio, termina siendo caro porque impone las reglas de la oferta y demanda”, concluyó el concejal justicialista.

No pasarán: fuertes críticas y resistencia de los taxistas de Rosario a la llegada de Uber

Comentarios