Policiales

La disputa más violenta

Tubi Segovia, fugaz jefe de la barra leprosa

Considerado hombre de Los Monos, estuvo sospechado de instigar el crimen de su antecesor, el Cabezón La Rocca. Cuando marchó preso lo sucedió Kija Avejera, hoy prófugo. La pesada rojinegra mostró una bandera con la imagen de la hermana, Marcela Díaz, tras su asesinato


Rubén Ariel “Tubi” Segovia era considerado un hombre de Los Monos en la barra de Newell’s. Tanto que luego de que mataran a su hermana Marcela Díaz en el marco de la pelea entre los clanes Segovia-Caminos contra los Ungaro-Funes, la pesada leprosa mostró en la popular local un trapo en su memoria.

Tubi fue incluso un fugaz jefe del paravalanchas en aquellos días agitados de 2016, cuando sus dos antecesores fueron ultimados a tiros en apenas tres semanas. Un día después de que Ramón Machuca, alias Monchi Cantero, fuera detenido en Buenos Aires tras mantenerse tres años como prófugo, comenzó la saga fatal. Matías “Cuatrerito” Franchetti estaba al mando de la pesada leprosa en el marco de un entendimiento entre Los Monos y los Ungaro-Funes desde unos pocos meses antes, cuando el heredero de Diego “Panadero” Ochoa (condenado por el crimen de su antecesor Roberto “Pimpi” Caminos), Nelson “Chivo” Saravia, dio un paso al costado tras ser blanco –tanto él como familiares y allegados– de reiterados ataques. Pero el 7 de junio el Cuatrerito fue asesinado al salir del club. Como jefe quedó Maximiliano La Rocca, el Cabezón, pero 21 días más tarde fue asesinado, también al salir de los parrilleros de la entidad del Parque.

Por este último crimen, el de La Rocca, Tubi terminó sospechado como instigador, lo que sumó a las acusaciones formales por el asesinato del barra de Newell’s Jonatan Rosales, el de la cuñada de éste, Lorena Ojeda (se presume que Segovia pretendía silenciar a la hermana de esta víctima, quien había sido testigo del crimen de Rosales), y el de Lisandro Fleitas (a quien confundieron con Lautaro “Lamparita” Funes, el blanco que había sido marcado por Tubi.

Cuando Tubi fue baleado y terminó preso, en octubre de 2016, quedó como jefe de la pesada rojinegra Maximiliano “Kija” Avejera, quien está prófugo desde febrero último, sindicado como uno de los autores del asesinato de Jonatan Funes, hermano de Lautaro, acribillado al salir de la cárcel de Piñero tras visitar a Lamparita y otro hermano, Alan. Este último está acusado por el asesinato de Marcela Díaz, hermana de Tubi, ejecutada en Lejarza al 5600 en enero pasado. Marcela, a su vez, era investigada como coautora del asesinato del cuarto hermano Funes, Alexis, ejecutado en villa La Lata el 7 de enero de este año.

Si te gustó esta nota, compartila