Mundo

Estados Unidos

Trump se juega su futuro en la elecciones legislativas

Los estadounidenses concurrían a las urnas este martes para elegir a la totalidad de los miembros de la Cámara de Representantes y dos tercios del senado


Un triunfo demócrata podría desarmar la agenda legislativa del mandatario republicano.

Los estadounidenses votan este martes en elecciones de medio término en las que se juega el futuro del presidente Donald Trump. Los votantes se congregaron en los centros electorales desde primera hora de la mañana, pese al desfavorable clima en la costa este, que amaneció con tormentas y lluvias.

El voto anticipado, que fue un 50% más alto que en las últimas elecciones, augura una participación masiva impulsada por una marea demócrata que busca ponerle tope al mandatario republicano.

En estas elecciones se elige a la totalidad de los miembros de la Cámara de Representantes (435) y dos tercios de la Cámara de Senadores (35) mientras que 36 de los 50 estados norteamericanos eligen gobernador.

A lo largo de la noche se empezarán a conocerse los resultados, que según las encuestas podrían no ser los más favorables para Trump, que se arriesga a perder la mayoría en el Congreso.

Para conseguirlo, los demócratas necesitan ganar 23 escaños más de los que tienen ahora en diputados y es posible que lo logren; aunque lo tienen más difícil en el Senado, donde todo apunta a que los republicanos conseguirán mantener su escasa mayoría de 51 sobre 49.

Si los demócratas alcanzan la mayoría en la Cámara de Representantes se complicará la gestión del gobierno de Trump, ya que podrían desarmar la agenda legislativa para los próximos dos años o incluso reclamar una investigación sobre el mandatario, aunque esto último es menos probable mientras los republicanos mantengan el control del Senado.

Para el republicano, que tachó de “pesadilla socialista” la agenda demócrata, un eventual triunfo de sus rivales tendrá consecuencias devastadoras. “Si los demócratas radicales toman el poder, llevarán una bola de demolición a nuestra economía y nuestro futuro”, declaró Trump en Cleveland.

El destino de los progresistas depende de una delicada coalición de votantes infrecuentes, en particular los jóvenes y las minorías, que tradicionalmente rechazan las elecciones de medio término.

Pero esta vez, los jóvenes prometieron salir a romper los récords de votación tras haberse organizado en respuesta al tiroteo de febrero pasado en una escuela de Parkland, Florida, en la que murieron 17 estudiantes.

El movimiento feminista también fue clave en estas elecciones, en las que el número de candidatas superó todos los récords, con 237 aspirantes a la Cámara de Representantes, 23 para la Cámara Baja y 16 candidatas a gobernadora.

Según un sondeo divulgado por portales de noticias, mientras el apoyo a los demócratas está constituido por una mayoría de mujeres y personas con título universitario en general; la base republicana es mayoritariamente masculina, blanca, mayor y con menos probabilidades de obtener un título universitario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios