Mundo

Asamblea de la ONU

Trump agitó un posible golpe militar en Venezuela

El mandatario republicano aseguró que Estados Unidos mantiene la opción sobre la mesa para la “restauración de la democracia” en el país sudamericano. “Es un régimen que podría ser derrotado muy rápidamente si los militares deciden hacer eso”, dijo.


El presidente de Estados Unidos Donald Trump opinó este martes que un golpe militar en Venezuela contra el gobierno de Nicolás Maduro podría triunfar “rápidamente” si las Fuerzas Armadas venezolanas se decidieran a organizarlo, y confirmó que él mantiene la opción militar sobre la mesa ante la crisis en ese país.

“Es un régimen (el de Maduro) que francamente, podría ser derrotado muy rápidamente si los militares deciden hacer eso”, dijo Trump a periodistas durante su primera reunión con el presidente de Colombia, Iván Duque, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

La situación en Venezuela es una “tragedia humana” que Estados Unidos quiere arreglar, agregó Trump a la prensa en Nueva York. “Lo que está pasando no es aceptable”, dijo.

Previamente, en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Trump incrementó la presión sobre Maduro al pedir ayuda para la “restauración de la democracia” en Venezuela.

“Pedimos a las naciones reunidas aquí que se unan a nosotros en la llamada a la restauración de la democracia en Venezuela”, instó Trump en su segundo discurso como presidente ante la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York.

“Todos los países del mundo deben oponer resistencia al socialismo y a la miseria que trae consigo”, proclamó Trump tras responsabilizar a Maduro y a los “patrocinadores cubanos” –en referencia al gobierno de Cuba– de la crisis.

Estados Unidos impuso este martes sanciones contra seis personas del entorno de Maduro, entre ellas su mujer, Cilia Adela Flores, y la vicepresidenta Delcy Rodríguez. Así lo anunció el Departamento del Tesoro.

Todos los activos que puedan tener en Estados Unidos quedan de esta manera congelados y todo estadounidense tiene prohibido hacer negocios con ellos. También queda prohibida su entrada al país.

Con la decisión anunciada este martes ya son más de medio centenar los altos cargos y funcionarios de Venezuela sancionados por la administración Trump desde su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2017, entre ellos el propio Maduro.

La mujer del presidente venezolano, además de primera dama, es miembro de la Asamblea Constituyente, el órgano parlamentario impulsado por el mandatario que vació de poder a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición desde 2015.

Los demás sancionados ayer son el ministro de Defensa, Vladimir Pedrino López, el ministro de Comunicación y ex vicepresidente, Jorge Rodríguez, así como José Omar Paredes y Edgar Sarriá.

Las sanciones fueron anunciadas en Washington poco antes del discurso de Trump ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Preguntado por los periodistas antes de ese discurso, Trump dijo que la situación en Venezuela es una “tragedia humana” que Estados Unidos quiere arreglar.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios