Edición Impresa, El Hincha

Triunfo para soñar

El gol del equipo albiceleste lo anotó Gonzalo Higuaín en el cierre de la primera etapa. Di María, la figura.

Argentina infló el pecho en Múnich y ratificó con una victoria por 1 a 0 frente a Alemania sus aspiraciones de luchar por el título en el Mundial, en el primer compromiso serio del año y a tres meses de lanzar al ruedo su ilusión en Sudáfrica.

Gonzalo Higuaín, a los 44 minutos de la etapa inicial, marcó el gol en el estadio Allianz Arena, donde el conjunto nacional logró dejar atrás los fantasmas de las eliminatorias y entregó una buena producción colectiva desde el punto de vista táctico, aunque sin el fútbol que se le reclama.

El elenco albiceleste justificó el triunfo a partir de buenas actuaciones individuales como las que tuvieron Ángel Di María, Javier Mascherano, Juan  Sebastián Verón y Nicolás Otamendi. Argentina apretó en el primer tiempo, dominó el juego y tras el gol de Higuaín, le cerró a Alemania los caminos para llegar al empate.

La selección, con Verón como distribuidor de la pelota, buscó triangular, jugar rápido y corto, para desarticular el esquema defensivo de Alemania, que rara vez soltó a los laterales, por temor a que Di María o Jonás Gutiérrez les ganaran la espalda.

Por si esta mezquindad germana no fuera suficiente, el elenco local apeló a algunas faltas muy duras, que casi siempre encontraron la pasividad del árbitro inglés Martin Atkinson, quien dejó pegar demasiado.

A los 13 minutos avisó Argentina tras una buen maniobra combinada entre  Messi, Higuaín y Di María que el referí anuló erróneamente por una posición adelantada inexistente del ex Central.

Sin derrochar fútbol, pero con un gran despliegue físico, Argentina fue dueño de la pelota y generó una clara ocasión de gol a los 37 minutos cuando Verón encontró un hueco para meterle un pase a Di María; el volante del Benfica dejó a tres rivales en el camino antes de sacar un remate de zurda que pellizcó el arquero local antes de que la pelota pegara en el travesaño.

Y cuando Alemania intentó animarse un poco más, el elenco de Maradona le aplicó un mazazo letal  con una dosis de su propia medicina. Argentina sacó una contra rápida y Di María habilitó en forma magistral a Higuaín con un pase alto y al vacío para que el delantero anotara el gol de la victoria, tras dejar en el camino al arquero Rene Adler, que salió mal y le facilitó la tarea al atacante madridista.

En el segundo tiempo, Argentina sufrió dos bajas seguidas en la defensa, Heinze (lesión) y Demichelis (golpe en el rostro), y el equipo le cedió la iniciativa. La única chance local fue a los 32 minutos cuando Cacau sacó un remate desde fuera del área que resolvió con solvencia el arquero Romero.

Argentina se llevó un triunfo alentador de Múnich, sobre todo desde lo táctico. El equipo estuvo mejor parado y demostró que con los grandes saca chapa y pelea de igual a igual.

Comentarios