Espectáculos

Despedida

Tristeza: murió la música, docente y militante rosarina Patricia Larguía

Destacada música y compositora, integrante del grupo Acalanto, además de docente en la estética del clown, Patricia Larguía falleció este viernes por la noche. De inmediato, una vez conocida la noticia, referentes de la militancia y compañeros de trabajo la recordaron en las redes sociales


Referente de la formación en clown y música en Rosario y destacada docente y militante, este viernes por la noche falleció Patricia Larguía. Hija de la recordada música y actriz Raquel Escalante, Patricia estaba casada con el destacado fotógrafo y editor de fotografía del diario El Ciudadano, Alejandro Guerrero, con quien tenía dos hijas.

Patricia fue una docente, música y compositora rosarina de extensa trayectoria. Integró el grupo Acalanto cuando se transformó en quinteto sobre fines de los años 70 y comienzos de los 80, y a lo largo de su carrera dictó clases en la Integral de Fisherton, en el Instituto Provincial de Danzas Isabel Taboga y en la Escuela de Cine y Televisión de Rosario.

Pero además, como militante del sindicato docente, integró la lucha de la Carpa Blanca en los 90 y luchó por los derechos de los maestros y maestras hasta su último día.

Por otra parte, Larguía estudió la estética de clown junto a los docentes y artistas locales Héctor Ansaldi y Marcelo Palma. Y como clown, integró los elencos de Che Miguitos, la Compañía de Comedias Musicales de Piripincho y los Cómicos de Miércoles.

Además, desde 1994, era docente de Rítmicaricatura y Músicomicidad, en el marco de la formación de técnicas de clown, al tiempo que fundó, junto a Patricia Ghisoli, la Escuela de Clown de Rosario en 2004, donde formaron, produjeron y gestionaron espectáculos de manera ininterrumpida hasta la suspensión de las actividades por la pandemia actual.

Patricia compuso también un sinfín de obras musicales para espectáculos infantiles, de títeres y de clown de Argentina y de México, e integró Múchicos, agrupación de música para chicos. “La despedimos con todo el amor que nos supo dar. La recordaremos tierna, amorosa y creativa. Cantaremos, bailaremos y reiremos, como ella nos enseñó. Buen viaje compañera, se te va a extrañar”, expresó su colega en la formación de clown, la actriz, directora y docente Patricia Ghisoli.

“Patricia era mi amiga y compañera, además de coautora de la mayoría de mis obras. De hecho, compuso todas las músicas de los espectáculos de Piripincho”, expresó conmovido el maestro y actor Héctor Ansaldi. Y completó: “Creamos juntos la Escuela de Clown; actuó conmigo en varias obras de Piripincho, e hicimos juntos la obra para adultos Cerezo con glamour, que era un musical de ella y estrenamos en Caras y Caretas. Patricia tenía una vasta experiencia en canto, dado que además integró el grupo Acalanto. Ya la extraño, y encima no puedo despedirla”, completó Ansaldi.

“No puedo dejar de pensar en cuántas estuvimos juntas, en cuántos cafés, pizzas con cerveza y bares recorridos. No dejo de pensar en las canciones, los libros, el teatro, y en la obra que escribimos un verano mientras nuestros hijxs jugaban en el patio de tu casa. Te acordás?”, publicó en su cuenta de Facebook la dirigente gremial de los docentes, Sonia Alesso. Y completó: “Recuerdo el cometa que hicimos un 31 de un año muy triste para mí, y tu afecto y el de Ale. No puedo despedirme como quisiera, pero te prometo que, como tantas veces hablamos entre risas, habrá despedida, habrá fiesta, habrá vino y comida, habrá alegría. Serás siempre el sol que calienta días difíciles y la sensibilidad para vibrar frente a las maravillas y dolores del mundo. Hasta pronto Patricia, sé que nos volveremos a encontrar”.

A su tiempo, el docente y militante Daniel Couselo, escribió: “Profundo dolor y una enorme tristeza; falleció nuestra querida compañera Patricia Larguía, con quien tuve el honor de compartir trabajo en el Integral de Fisherton y también militancia en nuestra Amsafe. Un fuerte abrazo a sus amigues y compañeres de militancia; especialmente a sus hijas. Vuela alto querida Patri”.

Finalmente, el poeta, escritor y ex futbolista Kurt Lutman destacó en su cuenta de la misma red social: “Recibimos la triste noticia que nos deja la Patri. Siempre sospeché que era una maga que tenía ochocientos años; una maga que siempre se ocupó de cuidar los climas. Las veces que la vi, diez veces como mucho, ella se encargaba de algo tan pesado como eso y aportaba a ese espacio que habitábamos, alegría. Cuidaba minuciosamente que el clima sea de alegría. Disimuladamente lo construía y lo cuidaba como quien cuida una fogata. Su sabiduría se encargaba de eso. De instalar una energía liviana, disfrutable, nadable. Ese es tu legado político, bien político, entre otros. Andaba iluminando lugares desde el juego. Irradiaba. Así andaba. Irradiando. Si uno conoce a sus dos hijas (yo llegué a ella por Lucía) entendería automáticamente de lo que hablo. Nunca el fruto cae lejos del árbol. Cuidaremos, cada vez que podamos, los climas casi como vos lo hacías. Para que no nos morfe la desesperación ni la tristeza”.

Comentarios