Ciudad

Baja en las ventas

Triste postal: ya hay cerrados 138 locales de esquinas emblemáticas en Rosario

El dato surgió del último informe de la ong Concejalía Popular, que relevó todos los centros comerciales. Además, desde 2015 se multiplicaron por cuatro los negocios que bajaron sus persianas. La Federación Gremial, que nuclea a empresarios locales, también admitió que crecen los inmuebles en desuso


La crisis económica pega fuerte en la actividad comercial de Rosario y todos los meses crece el número de locales que bajan la persiana El combo de tarifazos, caída en las ventas y suba de los alquileres llevan a muchos comerciantes a cerrar o mudarse para bajar los costos. Según el último relevamiento de la ONG Concejalía Popular, en tres años y medios se cuadruplicaron la cantidad de locales cerrados en la ciudad, con 3850 inmuebles vacíos. En el último año fueron casi 1.200 y sólo en los últimos tres meses se sumaron 300. Además, hay 138 locales en esquinas emblemáticas desiertos. En paralelo, otro informe, elaborado por la Federación Gremial (entidad que nuclea a los propios empresarios), hizo eje sobre lo que pasa en el centro: en un año aumentó un 40 por ciento la tasa locales vacíos. Calle Maipú es una de las más afectadas con el doble de negocios cerrados que la media. Según el estudio, en diciembre de 2017 los comercios sin actividad representaban el 6,6 por ciento del total de 3999 inmuebles. Doce meses después llegó al 8,8 por ciento y significan 353 comercios sin actividad.

Cierres en todo Rosario

El informe que elabora Concejalía Popular releva cada seis meses 16 zonas comerciales de Rosario.

El estudio se hace desde octubre de 2014 cuando la cantidad locales ociosos llegaba al 1.220. En julio de 2015 la actividad creció y los comercios cerrados bajaron a 918. Desde entonces, no volvieron a disminuir. En los últimos tres años y medio, llegaron a 3.912 los locales que bajaron la persiana, cuatro veces más que en 2015. Entre diciembre de 2017 y febrero de 2019 hubo 1.143 comercios que cerraron. Del total, 300 dejaron de funcionar en los últimos 3 meses.

Según el relevamiento, en los últimos seis meses en la zona del centro desde las Pellegrini hasta el río cerraron 97 locales y en el macrocentro se sumaron 68. En el Corredor San Martín cerraron 10 más. En la zona de Saladillo, Las Flores y Tablada bajaron la persiana 6, mientras que en el Corredor Lagos (que comprende los barrios Cura, Matheu y Alvear) desaparecieron 15 comercios.

En Echesortu, Triángulo y 5 Esquinas fueron 17 y el mismo número sumó el Corredor Oeste de Córdoba, Avellaneda y Provincias Unidas. En Fisherton dejaron de funcionar 14 locales y en Ludueña otros 5. Además, en Arroyito y avenida Alberdi y La Florida cerraron 23. Los shoppings y galerías son los que más cayeron, con 126 comercios que bajaron la persiana.

Desde la Concejalía Popular explicaron que los principales motivos de cierre son el valor de los alquileres y de la renovación de los contratos, las altas tarifas de gas, luz y electricidad, el difícil acceso a financiamiento bancario y las excesivas tasas de interés.

Uno de los indicadores que llamó la atención fueron los 138 locales ubicados en esquinas emblemáticas de Rosario. “La intransigencia de muchos intermediarios y propietarios hizo que muchos de históricos comercios de la ciudad deban cerrar sus puertas o mudar su actividad a otros locales comerciales de menor visibilidad”, sintetiza el informe.

Qué pasa en el centro

También cada seis meses, la organización Federación Gremial (que agrupa a medianos empresarios de la ciudad) hace un informe sobre la cantidad de locales vacíos y ocupados en el centro. Tienen contabilizados un total de 3.999 locales en la zona que comprende las calles Buenos Aires, Tucumán, avenida Oroño y Mendoza.

En diciembre de 2017 había 251 locales vacíos y representaban el 6,6 por ciento del total. Seis meses después, la tasa subió al 7,8 y en diciembre de 2018 ascendió al 8,8 por ciento. Significan 353 locales sin actividad comercial y un incremento en doce meses del 40 por ciento de la tasa de locales vacíos.

Las calles con mayor tasa de inmuebles desocupados son Mendoza, San Juan, Rioja, Santa Fe y San Lorenzo, con índices que superan la media del centro. Otras arterias con altos porcentajes de desocupación, si bien la cantidad de locales con que cuentan es menor, son Mitre y Sarmiento, al igual que Tucumán.

Un caso particular es Maipú, que registra más del doble del porcentaje promedio de negocios cerrados. También tienen tasas altas las zonas del comienzo de peatonal Córdoba, San Luis y Rioja a la misma altura, calle Maipú a lo largo de su recorrido por el microcentro y Mendoza desde Buenos Aires hasta la Plaza Sarmiento.

En la zona del cruce de las peatonales Córdoba y San Martín casi no hay inmuebles sin uso porque son arterias comerciales principales. En la zona del Paseo del Siglo y sus calles transversales creció la demanda porque muchos emprendimientos se reubicaron buscando alternativas por fuera de las peatonales.

Calles como Corrientes, Presidente Roca, España y Oroño alejadas del centro histórico mejoraron su ocupación y se encuentran entre las que registran el menor índice de locales vacíos.

En diálogo con El Ciudadano, Edgardo Moschitta, de Federación Gremial, consideró que el cierre de locales llegó por una conjunción de problemas que incluye el aumento de los gastos y la caída de las ventas.

“El alquiler en el combo suma pero no vemos que hoy haya precios excesivos. Si influyen las altas tasas de interés y la falta de créditos que hacen que la gente ya no compre en cuotas. Cualquier comercio necesita crédito para financiar su stock y hoy eso se ha encarecido mucho”, explicó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios