País

Los Lanatta y Schillaci

Triple fuga de General Alvear: condenas de 7 años y medio

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de La Plata sentenció a los hermanos Martín y Cristian Lanatta, y a Víctor Schillaci por el escape del penal de diciembre de 2015. Fueron encontrados culpables de robo simple, privación de la libertad, robo agravado por un arma de utilería y evasión


El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de La Plata sentenció hoy a siete años y medio de cárcel a los hermanos Martín y Cristian Lanatta, y a Víctor Schillaci por la fuga del penal de General Alvear que protagonizaron en diciembre del 2015.

Además, se ordenó investigar la posible complicidad en la fuga de “las más altas jerarquías del Servicio Penitenciario bonaerense y del poder político”.

La Justicia encontró culpables a los condenados por los delitos de “robo simple, privación de la libertad, robo agravado por un arma de utilería y evasión”.

Los tres estaban ya detenidos en el penal de máxima seguridad de Ezeiza, cumpliendo una condena a perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, ligado al tráfico de efedrina.

En su resolución, el juez Juan José Ruiz, a cargo del tribunal platense, sostuvo que “las versiones que dieron los imputados” sobre el escape de prisión “no resultaron creíbles casi en su totalidad”.

Además, el magistrado mandó un informe de causa para investigar las posibles complicidades de funcionarios en la huida, caso en el que va a intervenir la Fiscalía de Instrucción N° 7.

“La fuga jamás se hubiera producido, al menos no de la forma en la que se produjo, sin la colaboración de las más altas jerarquías del servicio penitenciario bonaerense y del poder político”, señala Ruiz en el fallo.

En la audiencia, llevada adelante en la sala del juzgado ubicado en la calle 8 entre 56 y 57 de la capital bonaerense, estaban presentes Víctor Schillaci y Cristian Lanatta, aunque su hermano Martín se ausentó y estuvo representado por su abogado.

La pena fue menor a la solicitada por la fiscal Silvia Longone, quien había pedido 14 años de cárcel para cada uno de los acusados.

En los próximos meses, tanto los Lanatta como Schillaci deberán enfrentar otros juicios en su contra por lo que hicieron durante el período en el que estuvieron prófugos: uno por tirotearse con efectivos de la Gendarmería Nacional en una zona rural de Santa Fe y otro por balear a agentes de la misma fuerza, a quienes también les robaron la camioneta, en el norte de esa provincia.

También se realizará otro proceso en su contra en La Plata por “el intento de homicidio” de dos policías que intentaron frenar la fuga en un puesto vial.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios