Edición Impresa, Política, Últimas

Trigo: Brasil busca acuerdo

El ministro de Agricultura del país vecino confió que pretenden hacer una compra escalonada del cereal argentino, para no afectar los precios de venta de sus productores. Serían 5 toneladas anuales.

El gobierno de Brasil anunció ayer que tiene intenciones de comprar trigo a la Argentina a través de un sistema escalonado, hasta alcanzar la adquisición anual de cinco millones de toneladas, con el objetivo de no afectar, a través de una única compra, el precio de venta de los productores locales.

Así lo transmitió el ministro de Agricultura de Brasil, Wagner Rossi, quien junto con su par argentino, Julián Domínguez, dialogó con un grupo de periodistas en un intervalo de las deliberaciones de la sesión ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), un encuentro que podría cerrar con un rechazo regional a los intentos de intervención de los países centrales para frenar el precio de las materias primas y alimentos. Rossi, quien en la gestión de Dilma Rousseff mantiene el cargo que desempeñó durante el gobierno de Luiz Inacio Lula Da Silva, explicó que la intención de su gobierno es expandir la estrecha relación comercial en materia agropecuaria que tienen ambos países.

En cuanto al trigo, en momentos en que está por comenzar la  compra fuerte de los molinos harineros brasileños en el país,  Rossi expuso que la gestión Rousseff apunta a evitar que los productores trigueros disminuyan sus posibilidades económicas por competir con el trigo argentino.

“Buscamos una importación escalonada del trigo argentino, que se seguirá comprando en los niveles actuales, pero sería más justo para los productores brasileños que la importación no se hiciera toda junta en el momento de nuestra zafra de trigo, porque eso deprecia su cosecha”, aclaró Rossi.

Si bien resaltó que con Domínguez son conscientes de que el negocio agrícola es una actividad privada, resaltó que los Estados tienen elementos como para que esa intención sea atractiva para todas las partes y que logre un equilibrio de las relaciones en la cadena triguera.

El ministro explicó que el trigo es el único producto de la pauta alimentaria de los brasileños que no llega a abastecerse con la producción interna, que sólo cubre el 50 por ciento de las necesidades. Por ese motivo “en los próximos años está asegurado que vamos a comprar entre 3 y 5 millones de toneladas anuales de trigo a la Argentina”,  afirmó Rossi.

Por otra parte, se refirió al reclamo que existe en particular por parte de la Federación Agraria Argentina por el ingreso de cerdos provenientes de Brasil.

Rossi explicó que los cerdos brasileños están libres de aftosa y en condiciones fitosanitarias aptas para la exportación, por lo que consideró sobre el reclamo: “No es una cuestión técnica sino comercial entre productores de Argentina y Brasil; espero que haya entendimiento entre los sectores”.

Por último, consideró que el precio de los alimentos preocupa ahora a Europa, pero remarcó que genera “desconfianza” cualquier propuesta para bajar los precios, como la formulada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, durante la última reunión de ministros del G-20 en París.

Créditos a tasa cero

Domínguez, por su parte, hizo referencia a los créditos a tasa cero que el gobierno puso a disposición de los productores de trigo local en diciembre pasado, para que retuvieran el cereal ante la imposibilidad de encontrar compradores a un precio justo.

El ministro sostuvo que de los 840 millones de pesos disponibles, hubo pedidos por poco más de 400 millones de pesos, principalmente de pequeños productores.

Comentarios