País

Robo de bebés

Tribunal rechazó otorgar el beneficio del 2×1 a un represor

El Tribunal Oral Federal 5 de San Martín rechazó este miércoles el beneficio del 2x1 y la prisión domiciliaria al represor Francisco Gómez, quien fue el apropiador del nieto recuperado Guillermo Pérez Roisinblit


El ex personal civil de inteligencia Francisco Gómez fue condenado en el marco de la causa por la regional de Inteligencia de Buenos Aires (Riba).

El Tribunal Oral Federal 5 de San Martín rechazó este miércoles el beneficio del 2×1 y la prisión domiciliaria al represor Francisco Gómez, quien fue el apropiador del nieto recuperado Guillermo Pérez Roisinblit.

En septiembre de 2016, el ex agente civil de la Fuerza Aérea había sido condenado a 12 años de prisión por los delitos de privación ilegítima de la libertad y tormentos aplicados contra los padres de Guillermo y su hermana Mariana.

José Manuel Pérez Rojo y Patricia Julia Roisinblit fueron secuestrados y mantenidos en cautiverio en una casona de Morón donde funcionaba la Regional de Inteligencia de Buenos Aires (Riba), un órgano de espionaje y centro clandestino de detención de la Fuerza Aérea.

La identidad de Guillermo Pérez Roisinblit fue restituida en junio de 2000, cuando el joven tenía 21 años, y su testimonio fue clave para que a su apropiador le aplicaran la prisión preventiva.

Al fundamentar su fallo, el tribunal entendió que no correspondía aplicar el beneficio del 2×1 a condenados por delitos de lesa humanidad y además fundó su decisión de denegar la prisión domiciliaria sobre la base de que, a su juicio, existían riesgos procesales.

“Esperamos que los Tribunales sigan comprendiendo la gravedad de los delitos cometidos por los genocidas y continúen negándose a aplicar el absurdo fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, repudiado por toda la sociedad”, destacó la asociación Madres de Plaza de Mayo en un comunicado.

Cuando trascendió que su apropiador había pedido el beneficio del 2×1, el nieto recuperado dio a conocer en las redes sociales su historia, repleta de situaciones de violencia familiar y hostigamiento psicológico, abusos que se prolongaron hasta que logró escapar de esa casa a los 21 años con ayuda de su hermana.

En marzo pasado, Guillermo relató que la última vez que fue a visitarlo al represor en el penal, éste lo amenazó de muerte: “Algún día voy a salir, y ese día les voy a poner una bala en la frente a vos, a tu hermana y a tus abuelas”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios