Política

Disputa salarial

Triacca tildó al paro docente de “medida desproporcionada”

El ministro señaló que los gremios docentes saben que su pico de poder en la negociación está entre la última semana de febrero y primera de marzo, por lo que no entiende por qué fue lanzada una medida de fuerza.


El ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, cuestionó ayer con dureza el paro docente anunciado por los gremios para el inicio del ciclo lectivo al sostener que se trata de una medida “desproporcionada”.

En ese sentido, el funcionario sostuvo que “aún queda tiempo para seguir negociando” y consideró que la medida de fuerza es más de “características políticas”.

“Adelantarse con un paro cuando todavía hay mesas de negociación abiertas y queda tiempo para seguir negocian-do” puede verse como “una medida quizás desproporcio-nada”, precisó el funcionario nacional en declaraciones formuladas a radio Mitre.

Triaca se sumó a ministros y otras autoridades bonaerenses que calificaron la medida de fuerza como una afrenta más “política” que salarial, poniendo en el centro de los cuestionamientos al secretario general de Suteba, Roberto Baradel, por su perfil kirchnerista.

“En estas lecturas uno ve a ve-ces acciones de características más políticas”, señaló el ministro al indicar que el gobierno ha hecho “un esfuerzo muy grande para mejorar la situación de los docentes” pero consideró que “hay que seguir trabajando”.

Consultado sobre la afirmación de un gremio docente de que el paro será una protesta frente al fin de las paritarias nacionales (porque la negociación se hace provincia por provincia) Triaca señaló que entonces ese reclamo “no tiene que ver no con la recomposición salarial ni con las condiciones de trabajo”.

Por lo tanto, llamó a entender que en el reparto de recursos “hay una responsabilidad compartida entre la Nación y las provincias”.

El ministro de Trabajo, quien acompañó al presidente Mauricio Macri en su viaje por España, consideró que fue “absolutamente impactante el nivel de atención de las autoridades españolas, y los sectores empresarios y sociales” hacia el país y el gobierno de Cambiemos.

Escalada bonaerense

En tanto, el conflicto entre el gobierno bonaerense y el sindicalismo docente escaló ayer cuando desde ambos lados volvieron a cruzar dardos en torno al paro anunciado para el 6 y 7 de marzo en medio de las negociaciones paritarias.

Los ministros de Trabajo, Mar-celo Villegas, y de Economía, Hernán Lacunza, salieron a cuestionar en duros términos la medida de fuerza, apuntando principalmente contra el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, y la líder de Ctera, Sonia Alesso.

En la voz de Lacunza, la administración de María Eugenia Vidal ratificó que podría dar por cerrada la disputa salarial con un decreto que determine el aumento salarial para todos los docentes de la provincia de Buenos Aires.

Baradel salió inmediatamente a responder que si eso se concreta, el gobierno provincial no hará otra cosa que confirmar su perfil “autoritario”, al no aceptar que un aumento salarial del 18 por ciento es insuficiente.

“Baradel manifiesta su oposición a un gobierno que no le gusta, no puede pasar que esa oposición tenga consecuencias en las aulas. Hace rato que está bloqueando el diálogo y esa ac-titud está manifestando una intencionalidad política que debe ser ajena a las aulas”, dijo Lacunza.

“El año bajó su belicosidad, hay una actitud oportunista. Toma a la paritaria docente, que no es para hacer política partidaria sino política educativa. La política partidaria hay que discutirla en las tribunas y no en las aulas con los chicos como rehén”, agregó Lacunza en declaraciones a Radio 10.

El ministro señaló que los gremios docentes saben que su pico de poder en la negociación está entre la última semana de febrero y primera de marzo, por lo que no entiende por qué fue lanzada una medida de fuerza.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios