Edición Impresa, Policiales

Pujato

Tres muertes en un siniestro vial que podría haberse evitado

Vecinos denunciaron en tres oportunidades a una pareja en estado de ebriedad, pero no obtuvieron respuesta.


El domingo pasado dos hombres y una mujer murieron en un accidente en Pujato, a 12 kilómetros de Rosario. En el siniestro un Fiat 147 y un Peugeot 408 colisionaron de frente en cercanías del cementerio, a unos tres kilómetros del radio urbano. Pero los vecinos de la localidad santafesina aseguran que el accidente pudo haberse evitado. Es que en la media hora previa al choque llamaron tres veces a la comisaría local para denunciar que los ocupantes del Fiat 147 estaban alcoholizados y discutiendo.

En diálogo con El Ciudadano, Germán Elizalde, familiar de uno de los fallecidos en el accidente, contó distintas versiones de vecinos de Pujato que dan cuenta de que el accidente pudo haberse evitado si la comisaría hubiese actuado.

De acuerdo con estas versiones, la pareja que circulaba en el 147 –los dos fallecieron en el accidente- había estado toda la tarde en la pileta del club de Pujato, desde donde los vecinos los vieron salir en estado de ebriedad.

Ya entrada la noche y unos 40 minutos antes del choque, salieron del club, frenaron a los cien metros y empezaron a discutir a los gritos. Siempre según los dichos de vecinos, la pareja se reprochaba mutuamente que no podía manejar, debido a que habían tomado. En esa parada, a 50 metros de la comisaría, se dio el primer llamado de vecinos advirtiendo la situación. Pero ningún miembro de la fuerza policial se hizo presente.

Después, el auto arrancó y volvió a frenar a las dos cuadras. La escena se repitió así como el llamado a la seccional. Finalmente, el hombre y la mujer pararon en una estación de servicio, en la salida del pueblo. Otra vez se repitieron los gritos y los vecinos llamaron a la Policía pero, de nuevo, nadie apareció. Según la versión de los vecinos todas las veces que se comunicaron con la comisaría obtuvieron la misma respuesta: que ellos no podían actuar en esos casos.

Minutos después, alrededor de las 22, sucedió el desenlace fatal. En el kilómetro 759 de la ruta nacional 33 y a tres kilómetros de Pujato, el Fiat 147 chocó de frente con un Peugeot 408 que volvía de un cumpleaños y donde viajaban cuatro personas.

Por el impacto falleció en el acto el conductor del 147, identificado como Rubén Oscar Cantón, quién tenía 35 años y estaba domiciliado en Rosario, mientras que su acompañante, Mariana Rodríguez de 37, y de la misma ciudad, sufrió lesiones graves y tras ser trasladada al hospital San Carlos de Casilda fue derivada al Hospital Clemente Alvarez (Heca) de Rosario, donde falleció anteayer. De los tripulantes del Peugeot, falleció Juan Domingo Elizalde, un hombre de 64 años de Pujato. Su esposa fue llevada al hospital de Casilda y fue dada de alta.

El vehículo era conducido por el hijo del matrimonio, Gastón Elizalde, de 29 años, quien quedó fuera de peligro en el Sanatorio Británico, de Rosario, mientras que su novia, Natalia Arias, evoluciona favorablemente en el Heca.

El caso quedó en manos de la fiscal del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Marianela Luna, quien estuvo en el lugar para conducir las pericias y ordenó el traslado de los cuerpos al Instituto Médico Legal de Rosario para la realización de las autopsias.

Cuando ocurrió el accidente, fuentes policiales sostuvieron que las condiciones climáticas y de transitabilidad de la ruta eran óptimas, por lo que los motivos del siniestro son materia de investigación.

Comentarios