Edición Impresa, El Hincha, Polideportivo

orgullo auriazul

Tres jugadores canallas en la selección de Fútbol Playa


Una vez más Central aportará jugadores de fútbol playa para el seleccionado argentino. Hoy tres futbolistas de la entidad de Arroyito estarán iniciando un nuevo ciclo con Gustavo Casado como técnico. Sebastián Azimonti, Hugo Longo y Luciano Donato fueron los elegidos por el flamante entrenador albiceleste, que llegó en reemplazo de Francisco Petrasso, para presentarse en el predio de Ezeiza.

Para Donato será la primera vez con la selección, ya que Azimonti y Longo ya han tenido el privilegio de haber practicado con Argentina en 2016. Incluso el arquero ha disputado dos torneos con el combinado nacional.

De todas formas los tres sienten que el sacrificio diario tuvo sus frutos y que de alguna manera aquella actuación en la Copa Libertadores a principio de año, en la cual Central fue subcampeón, no quedó en el olvido.

El Hincha dialogó antes que los tres suban al colectivo que los depositará hoy en Ezeiza para saber sus sensaciones sobre esta convocatoria.

“Es un orgullo enorme esta convocatoria porque significa representar al club, a nuestros compañeros y con las expectativas de poder estar a la altura de jugar en la selección”, destacó Hugo Longo, que a sus 39 años reparte su tiempo con sus dos hijas (Guadalupe y Ornella), su trabajo como profesor de educación física en el escuela media General Las Heras y su amor por la redonda.

“Muy feliz, otra vez me tocó estar, ahora junto a dos compañeros. Antes había ido con Maxi (Ponzetti). Siento que se tuvo en cuenta todos los años de trabajo, con la Libertadores como punto máximo y qué mejor que sea con ellos. Esperemos disfrutar de esta nueva etapa”, afirmó el Gato Azimonti, quien se desempeña como arquero en fútbol de campo en Eduardo Hertz de Villa Mugeta, trabaja en la escuelita de fútbol de la Sociedad Libanesa y además aporta su experiencia en Cara, una institución que se dedica al entrenamiento exclusivo de arqueros.

“Contento y agradecido que puedo ir con dos compañeros y seguramente otros chicos de Central también van a tener la chance de estar. Es una gran oportunidad”, aseveró Donato, quien trabaja con su familia en un negocio referido a la actividad naútica.

Por diferentes motivos  a cada uno de los tres esta convocatoria le llegó en una situación especial.

A Longo, capitán habitual en Central en cada torneo, sabiendo que puede ser una de las últimas.

“El mejor momento de todos fue cuando terminó la Libertadores, en el cual estábamos en una gran nivel. Pero ahora hay un nuevo cuerpo técnico y Gustavo Casado volvió a confiar en mí y en Sebastián, que ya nos había tenido. Sinceramente no esperábamos la convocatoria, si no nos habían convocado con otro cuerpo técnico por lo hecho en la Libertadores, con el paso de los meses parecía haber quedado en el olvido, pero no fue así y estamos muy contentos”, señaló Longo.

Para Azimonti será la chance de adueñarse, a sus 29 años, de la camiseta número 1 de la selección.

“Ojala se dé. Jugué dos torneos con la selección, muchos con Central y eso me dio experiencia. Llegó con una edad madura, pero a la vez con muchos años por delante para demostrar lo que uno tiene. Estoy en un momento justo para agarrar la 1 y si no tratar de sumar desde donde me toque”, expresó el arquero.

Y para Donato, de 26 años, será un mundo totalmente nuevo y la ocasión de agarrar mucho más roce.

“Es algo nuevo, me siento preparado, me siento fuerte. El hecho de jugar torneos con Central te va formando, más la preparación de uno también. Más que nada voy a disfrutar de esta nueva experiencia”, dijo Lucky.

Tanto Azimonti como Longo ya han estado en el anterior proceso de Casado en la selección.

“Apunta a fortalecer el grupo, a trabajar un largo tiempo con el mismo grupo. Un trabajo similar a un club, a largo plazo. A diferencia de otras disciplinas, que tiene poco tiempo para entrenar. Nosotros por una cuestión económica y de traslado vamos a ir una vez por semana, pero el resto va a trabajar dos días a la semana”, manifestó Longo.

“Prioriza mucho el orden. Trabaja pelotas paradas tanto en defensa como en ataque. Lo bueno de esta etapa es que se convocaron varios jugadores de Central, de la liga de Buenos Aires, de los que estaban con Petrasso hay cuatro o cinco. Se puede decir que están los mejores y es gratificante estar para nosotros”, señaló Azimonti.

Por su lado, Donato despejó dudas y le preguntó a sus compañeros sobre su experiencia en el seleccionado.

“Le pregunté todo a todos. Me quise sacar las dudas y me dieron cierta tranquilidad. Por eso estoy muy agradecido a ellos, porque en cierta manera también tienen que ver con esta convocatoria”, afirmó Donato.

Por último, los tres reconocieron la felicidad de sus seres queridos por la citación a la selección.

“He tenido varias charlas con mi papá, que siempre está cerca de mí. No sabíamos si iba a llegar esta citación, seguimos entrenando para estar. A partir de mañana (por hoy) no solamente será disfrutar, sino que trabajar con responsabilidad porque quiero estar en forma permanente”, adujo Azimonti.

“Increíble. Mis padres vivieron todo esto desde el inicio y están muy felices. Mi viejo me acompañó el lunes a hacer la revisión médica en el predio de Ezeiza y realmente fue muy emocionante para todos. En la vuelta se largó a llorar”, confesó Donato.

“Las nenas entienden un poco más que la convocatoria anterior. Están contentas y orgullosas, se lo contaron a sus maestras. Mis compañeros se enteraron y me felicitaron. En cuanto a mis alumnos se fueron enterando por las redes sociales”, afirmó Longo.

Comentarios