Policiales

Ataques en barrio Alvear

Tres homicidios y un sospechoso de 21 años al banquillo

Le dicen Erico, tiene 21 años y lo acusan de matar a un pibe a la salida de una fiesta y balear a otro, a quien, según la acusación, terminó asesinando siete meses después junto a su novia


Erico tiene 21 años y este jueves fue imputado por el homicidio de Mariano Alexis Moreno, ocurrido en mayo de 2016 en zona oeste. Con éste son tres los crímenes que le achacan y todos con la misma modalidad: las broncas la resuelve a los tiros. Erico está preso por el doble homicidio de Laila Pintos y su novio Raúl Moreira. Una vieja disputa con el muchacho generó dos hechos: lo hirió el mismo día que mataron a Moreno y siete meses después lo asesinó junto a su novia, dice la Fiscalía. Ahora seguirá detenido en la causa por el crimen de Moreno por 30 días, mientras que en el otro proceso también está con preventiva, a un paso del juicio oral.

El crimen de Moreno

El 28 de mayo de 2016, Mariano Alexis Moreno fue a una fiesta que se convocó por una red social con un amigo; no conocía al anfitrión pero sabía que algunos pibes del barrio irían y no se perdieron la oportunidad, contó el testigo. Era en Saavedra y Alsina y había unas 100 personas. En un momento hubo un revuelo con otro pibe que conocía, escuchó tiros afuera y, cuando salió corriendo de la casa por calle Saavedra, vio a Moreno tirado en el piso.

Un testigo de identidad reservada que estaba con Moreira y otros jóvenes contó que llegaron alrededor de la una de la madrugada. Un poco después entraron Gonzalo –un pibe que luego sería asesinado– y Erico, luego identificado como Eric Gabriel A. En un momento comenzaron a discutir y Gonzalo le dio un culatazo a un pibe que no conoce. También vio cuando Moreno empezó a correr a Erico, le dio dos tiros y se subió a una moto. Saliendo de ahí, Erico se cruzó con Raúl Moreira en Alsina y Saavedra y le pegó un tiro en la pierna desde una moto que piloteaba; atrás iba Gonzalo, relató.

Otro testigo que estaba con Moreno en la fiesta contó que un pibe, un tal Gonzalito, lo agarró a Moreno contra la pared y le dijo: “Te confundiste”. Y añadió: “Apareció el bolivianito, le pegó un culatazo y salieron por Saavedra con dirección a Avellaneda. Escucho que Alexis dijo: «Pará, pará que soy amigo de Ismael”, y en ese momento le dio dos disparos. Dijo que le gatilló el tal bolivianito, pero al hacer la rueda de reconocimiento apuntó contra Erico y aclaró que el bolivianito es otra persona.

Moreno fue auxiliado por su padre, que llegó poco después, y un chofer de un taxi lo trasladó hasta el Heca, donde falleció al poco tiempo por una hermorragia severa abdominal.

A Moreno le extrajeron dos proyectiles calibre 22 milímetros. El fiscal explicó que hicieron un cotejo balístico con tres balas de plomo desnudo, calibre 22, extraídas en una autopsia del cuerpo de Fernando Gutiérrez –asesinado en junio de 2016 en Castellanos y Centeno–, y se confirmó que esos balazos salieron de la misma arma que mató a Moreno.

El fiscal Moreno pidió en la audiencia la prisión preventiva de Erico, aunque aclaró que había un acuerdo con los defensores Adrián Ruiz y José Ferrara para limitarla a 30 días. El juez José Luis Suárez dispuso la medida cautelar hasta el 3 de agosto. Aunque Erico además está preso por un doble homicidio.

El doble crimen

Siete meses después del crimen de Moreno, en la madrugada del 10 de diciembre de 2016, Raúl Moreira pasó a buscar a un amigo, Brian V., y luego a su novia de 15 años, Laila Pintos. A la altura de bulevar Seguí e Iriondo vieron un grupo de unos 20 chicos. Dos motos comenzaron a seguirlos. Raúl iba atrás, saltó de la moto y Laila quedó como acompañante del conductor. Uno de los rodados los siguió. Les dispararon y la adolescente recibió un balazo en la espalda. Cayó de la moto agonizante, junto al conductor, quien pidió auxilio. A Moreira lo llevaron al Heca: allí falleció a las pocas horas.

Según el testigo del doble crimen, quien conducía la moto era un tal Brian D., alias Sarito (el que ya fue imputado), quien tuvo un intercambio de palabras con este mismo testigo por una chica, pero el que tiró era Erico, describió.

El que puso algo de contexto a estos ataques había sido el propio Moreira, quien declaró luego de que lo hirieran en mayo de 2016, siete meses antes de ser asesinado: dijo que Moreno y Erico tenían problemas porque la novia o ex novia del primero subió fotos al Facebook con el otro.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.