Ciudad

Sin códigos

Tres años de prisión para mujer que estafaba a sus amigos

La acusada, aprovechándose de su relación de confianza con las víctimas, les sacaba datos personales y sacaba créditos a nombre de ellos pero se quedaba la plata


El fiscal Ocariz de la Unidad de Cibercrimen le imputó a la mujer diversos hechos de estafa y falsificación.

La jueza Silvia Castelli homologó el procedimiento abreviado presentado por el que condenó a Yamila Viglione a tres años de prisión efectiva por estafas hechas con tarjetas de crédito y débito. El fiscal Matías Ocariz de la Unidad de Cibercrimen le imputó a la mujer de 27 años diversos hechos de estafa y falsificación entre marzo de 2017 y septiembre de 2018.

Según el funcionario, ella se aprovechó de su relación de confianza con las víctimas, les quitó sus datos de las tarjetas de crédito y les pidió que le depositaran dinero en la cuenta de su ex pareja. Decía, siempre según Ocariz, que su cuenta tenía un problema y que ella les iba a devolver la plata. Los datos y el dinero servían para tomar créditos. Ella también fue acusada de hacerse pasar por empleada de prensa y Recursos Humanos de Rosario Central. Estaba en prisión preventiva desde el 12 de septiembre.

Según explicaron desde la Fiscalía, Viglione decía que no tenía cuentas bancarias ni tarjetas de crédito o débito propias. Le pidió a un amigo, Martín, que recibiera en su caja de ahorro del Banco Hipotecario 15 mil pesos y que los transfiriese a una cuenta del Banco Itaú de su novio. La excusa que usaba era que tenía un problema con su tarjeta. De esa operación sacó los datos de la cuenta bancaria, el DNI y el domicilio con los que tramitó dos créditos a través de internet: uno por 15 mil pesos y otro por 2.500. Después hizo lo mismo con otra persona pero la maniobra fue con 6 mil pesos.

El fiscal explicó que usaba la cuenta de su ex pareja para cometer otros delitos.

Comentarios