Policiales

Poliladron

Tres años de prisión condicional para un policía que robó en la Casa de Gobierno

La condena recayó sobre Mauricio Abel Orihuela, de 43 años, quien en su función de oficial de guardia rompió el candado de una oficina, sacó un celular y una computadora, y luego intentó venderlos por internet. No podrá ejercer cargos públicos por seis años

Los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez.
Los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez.

 

Un agente de la Policía de Santa Fe fue condenado por robar una computadora y un teléfono celular de una oficina de la Casa de Gobierno de la capital provincial e intentar, días después, venderlos por Internet. El uniformado, de 43 años e identificado como Mauricio Abel Orihuela, fue penado por el juez Luis Octavio Silva a tres años de prisión condicional.

La sentencia se resolvió en un juicio en el que se abreviaron los procedimientos que se desarrolló este domingo en los Tribunales de la ciudad de Santa Fe.

Los fiscales que investigaron lo ocurrido son Mariela Jiménez y Ezequiel Hernández, quienes indicaron que el policía condenado también deberá abonar una multa de 15.000 pesos al Ministerio Público de la Acusación (MPA) y fue inhabilitado para ejercer cargos públicos por un plazo de seis años.

Oficial de guardia

Los fiscales señalaron que Orihuela trabajaba como oficial de guardia de la Unidad Especial Casa de Gobierno cuando llevó a cabo su accionar delictivo. Al respecto precisaron que el domingo 23 de julio de 2017, el uniformado perpetró el robo en la planta baja del edificio público ubicado en calle 3 de Febrero al 2600.

Jiménez y Hernández relataron que el policía rompió la cerradura de una oficina y se apoderó ilegítimamente de una computadora portátil marca BGH modelo e-nova y de un teléfono celular marca LG modelo Spirit, ambos bienes pertenecientes al Estado provincial.

Por otro lado, los fiscales aseguraron que días después de sustraer los dispositivos, el policía intentó venderlos a través de Internet como si hubieran sido suyos. “Realizó una publicación en la red social Facebook en la que detalló características y precio de lo robado”, dijeron los fiscales tras destacar que “en la cuenta desde la que difundió el mensaje figuraban su nombre y apellido”.

Orihuela fue detenido en el marco de un procedimiento de “entrega controlada”. Una persona simuló interés en la adquisición de uno de los elementos robados y se pactó un punto de encuentro para concretar la compra. Cuando el policía acudió al lugar para realizar la transacción fue detenido con la computadora robada en su poder, puntualizaron los fiscales.

Por esos hechos, Jiménez y Hernández le atribuyeron a Orihuela la autoría del delito de robo agravado (por ser integrante de las fuerzas policiales); y de una tentativa de defraudación. En tal sentido, agregaron que la defensa aceptó la calificación penal de los ilícitos, la pena impuesta y el procedimiento abreviado elegido para el juicio.

“Como los bienes sustraídos por el condenado pertenecen al Poder Ejecutivo de la provincia, el fiscal de Estado, Rubén Luis Weder, fue notificado y brindó su conformidad con lo resuelto”, concluyeron.

 

 

 

Comentarios