Edición Impresa, Policiales

Apelación

Treinta años de prisión para un barra de Colón

La Cámara de Apelaciones en lo Penal de Santa Fe confirmó la condena impuesta a Juan Abel “Quique” Leiva.


Hermes Binner

La Cámara de Apelaciones en lo Penal de Santa Fe confirmó la condena impuesta a Juan Abel “Quique” Leiva, ex líder de la barra brava de Colón de Santa Fe y agravó el monto de la pena de 24 a 30 años de prisión. Leiva había sido sentenciado en febrero pasado a 17 años de cárcel por el asesinato de Walter González Montaner, ocurrido la mañana del domingo 13 de octubre de 2013, en un pub de la Recoleta de la ciudad de Santa Fe. El magistrado unificó la pena en 24 años de cárcel, atento a una condena de 9 años que estaba purgando en libertad cuando ocurrieron los hechos por los que fue juzgado.

La sentencia fue apelada y la Cámara Penal integrada por los jueces Sebastián Creus, Roberto Prieu Mántaras y Martha Feijoó confirmó la condena impuesta a Juan Abel “Quique” Leiva. Los recursos de apelación interpuestos por la defensa del imputado, por la Fiscalía y por la parte querellante se alzaban contra la sentencia de primera instancia que lo condenaba a 17 años de prisión, y en la que se unificaba con una condena anterior, a 24 años de prisión de efectivo cumplimiento, y su declaración de reincidencia.

Los jueces de Cámara rechazaron el recurso interpuesto por la defensa y consideraron que “la muerte de Walter González Montaner y la heridas causadas a Fabricio Alarcón con voluntad y conocimiento de su posible muerte, se encuentran aceptadas por las partes y corroboradas por diversas pruebas reunidas tanto durante la instrucción como en el juicio”. Y agrega: “Efectivamente en la mañana del día 13 de octubre de 2013, ambas víctimas se encontraban departiendo en el pub o bar ubicado en 25 de Mayo al 3300 de la ciudad de Santa Fe, hasta que se escucharon disparos que fueron los que impactaron en los cuerpos de las víctimas”.

Para el fiscal, uno de los que estaba con Leiva golpeó por sorpresa a Alarcón, y González Montaner salió en su defensa, hasta que Leiva sacó un arma de fuego y efectuó dos disparos.

Los agresores se fugaron en dos autos con vidrios polarizados que estaban estacionados sobre calle Santiago del Estero, en medio del desbande y el desconcierto generalizado. Desde entonces permaneció prófugo, hasta que una comisión de las Tropas de Operaciones especiales logró atraparlo el 29 de mayo de 2014 en provincia de Buenos Aires.

Los jueces confirmaron la sentencia por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real, con tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, revocándola parcialmente en cuanto a la pena impuesta, fijándosela en veintidós años de prisión, revocándose la libertad condicional oportunamente dispuesta respecto de la condena anterior, procediéndose a unificar la pena de este proceso con la anterior impuesta por el Juzgado de Distrito en lo Penal de Sentencia N° 4 de Santa Fe, de fecha 2 de noviembre de 2010, que se fija en la pena única de treinta años de prisión.

Comentarios