Ciudad

Avellaneda al 4300

Tras un incendio, un comedor que asiste a 400 personas necesita ayuda

El año pasado un cortocircuito inició un fuego que casi los deja sin poder dar la copa de leche. Sobrevivieron, pero pidieron donaciones para mejorar las instalaciones. Dijeron que en 2018 se duplicó la cantidad de personas que necesitan de la ración


El comedor comunitario Busca Vida de Avellaneda al 4300 necesita ayuda para poder recuperarse del incendio que sufrió en 2018. Adriana Ordóñez, la encargada del lugar, contó a El Ciudadano que tuvo que mudar el espacio a una parte de su casa donde asiste a unos 400 chicos, chicas y adultos para que coman los lunes y jueves. “En el último tiempo se duplicó la cantidad de personas que vienen. Necesitamos levantar paredes, revocarlas, hacer los pisos y cambiar las cañerías, entre otras obras. También necesitamos útiles escolares para el comienzo de las clases”, explicó la mujer.

 

Cortocircuito y fuego

 

El incendio fue en abril. Aparentemente por un cortocircuito en una parte de la casa de Ordóñez que luego alcanzó al centro comunitario en el corazón del barrio Vía Honda. “Los primeros días recibimos la ayuda de los ex Combatientes de Malvinas y estamos muy agradecidos”, expresó la mujer.

El centro Busca Vida funciona desde hace tres años y recibe ayuda del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de un grupo de vecinos. “Necesitamos ayuda para poner en condiciones el comedor. El agua no sale con fuerza. Hay que cambiar las cañerías. Además de hacer el piso, colocar la bacha de la cocina y revocar paredes”, remarcó la mujer.

 

En alza

 

La encargada del comedor comunitario aseguró que cada día hay más gente que se acerca para pedir un plato de comida o una taza de mate cocido. Además, el aumento de los precios de los productos achicó la capacidad de brindar la contención alimentaria del barrio. “No sólo vienen a llevarse la vianda los vecinos y vecinas del lugar. Llegan de otras partes de la ciudad”, lamentó Ordóñez.

Junto a un grupo de colaboradores, Ordóñez entrega los lunes por la tarde entregan la copa de leche a unos 400 chicos y también a adultos. Los jueves entregan viandas de comida. “En general, cocinamos guisos o fideos. Hacemos magia con lo que tenemos”, sostuvo la encargada. La encargada del comedor dijo que los chicos también necesitan útiles escolares. “Hay muchas necesidades. No sólo necesitan comer también los artículos para empezar las clases. Necesitan de todo pero el que pueda colaborar con cuadernos, carpetas, lápices, gomas, delantales y mochilas, será bienvenido”, concluyó.

 

Contacto

 

Para colaborar con el centro comunitario pueden contactarse a través del Facebook o al teléfono 0341-156-166248.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios