Ciudad, Edición Impresa

Concejo

Tras los incidentes, pedirán explicaciones

Presentaron un proyecto para que convocara funcionarios. El PRO dice que pudo prevenirse.


Tras los incidentes ocurridos el último domingo en el marco de la marcha por el 31º Encuentro Nacional de Mujeres que dejaron como saldo 18 personas heridas luego de la represión policial a un grupo de manifestantes en la puerta de la Catedral –más una gran cantidad de edificios tanto públicos como privados vandalizados en la zona céntrica de la ciudad–, el bloque Unión PRO Federal del Concejo Municipal presentó un proyecto para que sean citados el secretario de Control y Convivencia del municipio, Gustavo Zignago, y al responsable de seguridad del Nodo Rosario, dependiente de la provincia, para que den explicaciones sobre las “fallas” que, según señalan, se produjeron durante los operativos para prevenir hechos violentos.

Además, los ediles solicitaron datos sobre costos de reparación de los daños generados.

En diálogo con este diario, el concejal Alejandro Roselló remarcó que “nosotros desde un primer momento estamos de acuerdo con el encuentro y su espíritu”. “Creemos que es una discusión que se tiene que dar el tema de la conquista de los derechos de las mujeres. Somos críticos de la falta de planificación con respecto a la prevención de todo lo que terminó ocurriendo”, añadió.

“No podemos creer que en un encuentro con más de 70 mil personas, un grupo pequeño termine arruinando gran parte del espacio público y la propiedad privada. No entendemos cómo no se pudo prever eso, que las fuerzas de seguridad y las áreas competentes no hayan podido controlar lo que terminó ocurriendo”, siguió.

El edil recordó que ya se pidió la información con respecto a los daños que se causaron con respecto a la prevención, contención y manejo del encuentro. “Solicitamos que el secretario de Control del municipio venga a explicar cómo puede haber fallado de esa manera el operativo y también solicitamos que el municipio le pida a la provincia que explique también por qué fallaron las herramientas de prevención. Consideramos que es injusto que el vecino de Rosario termine con una ciudad vandalizada y que después tenga que hacerse cargo de los arreglos mediante el pago de sus impuestos”, afirmó.

En un comunicado, los concejales del PRO resaltaron que “resultaba lamentable que las consignas que formaron parte de los ejes fundamentales del encuentro, hayan quedado en segundo plano, debido al accionar de un pequeño grupo, que de alguna manera empañó el evento y generó un sinnúmero de inconvenientes a la ciudadanía, dañando el espacio público, edificios públicos y propiedades privadas”.

“Fue llamativa la falta de previsión y contención por parte del Estado municipal y provincial, ya que, en todo encuentro que movilice semejante cantidad de personas, se deben tomar medidas pertinentes; máxime que la posibilidad que se dieran las referidas circunstancias ya habían sido advertidas desde nuestro bloque. Durante los incidentes que son de público conocimiento, se han dañado espacios y edificios públicos y privados de la ciudad de Rosario. Por lo tanto, es primordial conocer cuál fue el accionar del municipio para prevenir y contener dichos desmanes”, expresaron.

Los concejales solicitaron información sobre el “accionar de la Guardia Urbana Municipal (GUM), de la Secretaría de Control, de la Dirección General de Tránsito y toda área del Departamento Ejecutivo Municipal que haya intervenido en acciones para prevenir y contener la marcha realizada el día 9 de octubre pasado.

“Un grupo sólo buscó generar violencia”

La Municipalidad defendió ayer su accionar frente a los incidentes ocurridos durante la marcha del 31º Encuentro Nacional de Mujeres y destacaron que los mismos se debieron al accionar de un grupo de unas 200 personas que “sólo buscó generar violencia”. Además remarcaron que la cobertura de los agentes de tránsito fue la posible “ante semejante cantidad de personas”, que se estima superaban las 70 mil.

El titular de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago, señaló que “el 0,5 de las 70 mil participantes es el número de la repartición de tránsito. Ese gran número se movilizó por la ciudad, con un sentido de organicidad no muy estricto”, añadió.

“Nunca hubo una movilización de 70 mil personas marchando por 40 cuadras, ni antecedentes de la virulencia que en algunos momentos se llevó adelante. Un grupo de 200 personas con intenciones claras de agredir quisieron poner lo que pusieron en escena: un hecho de violencia”, insistió.

El funcionario remarcó que “la cobertura era la posible”. “Además, hay que considerar, aparte de la virulencia, en momentos hubo columnas que se desconectaron de la movilización y buscaron por ejemplo el Monumento desde otras arterias que no eran las estipuladas, lo que complejizó todo”,  añadió ante la prensa.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, dijo que “en unos días se tendrá la dimensión y el número fino (de la reparación) después del relevamiento”.

Hay un policía herido de bala

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, reveló que entre los policías heridos durante el Encuentro Nacional de Mujeres hay uno que recibió un impacto de bala de plomo. Se trata de una bala calibre 22 y ahora investigan de dónde provino el disparo.

El funcionario señaló que este agente tiene una lesión “de bala, en principio de calibre 22, sobre el borde del chaleco”.

En declaraciones a Radio 2, el ministro defendió el accionar policial y dijo que los uniformados respondieron a los ataques después de casi 30 minutos de resistir los piedrazos y botellazos. “Algunas cosas las podríamos haber hecho mejor pero se actuó en función de los riesgos establecidos”, expresó.

Comentarios