Política

Repercusiones del 25 de Mayo

Tras la marcha al Obelisco, el gremialismo local pidió unidad

La multitudinaria convocatoria en contra la política económica y el FMI exige la continuidad de un plan de lucha.


 

El complicado escenario nacional, donde la inflación, la corrida del dólar, los tarifazos en los servicios públicos  y las súper tasas de interés, desembocó en una multitudinaria marcha frente al Obelisco porteño donde confluyeron movimientos sociales, políticos, gremiales y culturales. La situación amerita unidad para presentar un frente compacto que se plante ante la perjudicial política económica del gobierno nacional y el brutal endeudamiento con organismos como el Fondo Monetario Internacional. En ese contexto, los referentes sindicales locales pidieron la unidad del movimiento obrero en general pero también de la CGT en particular y la coordinación de un plan de lucha.

“La unidad del gremialismo es un proceso que no hay que apurar, va a decantar solo y esperamos que no en 2019 nos encuentre a todos juntos con una propuesta para el país y no sea un simple amontonamiento”, expresó el secretario general del sindicato de trabajadores Municipales de Rosario Antonio Ratner.

“Como municipales nos vamos a sumar a una propuesta de unidad seria que se aboque a la defensa de los trabajadores”, agregó

Por su parte, el secretario general de la Federación nacional Aceitera Daniel Yofra consignó: “Creemos en la unidad de lucha y con consignas que involucre a todos los trabajadores. No somos un partido político, tenemos que tener autonomía para llevar adelante la defensa de todo el movimiento obrero”.

Asimismo, René Gonzales de la Asociación de la Junta Nacional de Granos (APJNG), opinó: “El gremialismo tiene que estar unido ante este modelo económico”.

En tanto, Oscar Barrionuevo titular del sindicato de Obras Sanitarias, señaló: “Es importante la unidad  en este marco donde un gobierno nacional viene a llevarse puesto a todos los trabajadores”.

“Ahora, no sé si todos estamos esperando que sea CGT que reaccione. Los trabajadores mismo encontraran la unidad en la calle y ahí estaremos nosotros”, expresó el experimentado dirigente sindical.

Por su parte, Claudio García, secretario general del sindicato de Encargados de Edificio (Suteryh), destacó: “La unidad del sindicalismo se tiene que dar en la mesa de dialogo de CGT. Allí es donde confluyen y se debe debatir agenda en pos del pueblo trabajador y jubilado. Cualquier otro manifiesto es un rejunte de dirigentes donde no se ve reflejado el pedido mayoritario del pueblo”.

“Somos laburantes que representan y defienden derechos de otros laburantes desde lo legal y el dialogo”, agregó García.

Por último, Marcelo Picardi, secretario de Relaciones Institucionales de UPCN Santa Fe, señaló: “Es importante la unidad en torno a conceptos básicos de consenso y un programa de inclusión social para todos los argentinos”.

 

Rechazo del oficialismo

El oficialismo cuestionó ayer la marcha del pasado viernes en rechazo a las negociaciones con el FMI y aseguró que estuvo “todo el aparato del kirchnerismo” con “consignas viejas” y “sin mucho aporte”, al tiempo que se quejó de que “se está haciendo mucho terrorismo” alrededor de la negociación del gobierno con el organismo.

“Había consignas viejas que tienen añoranzas del kirchnerismo. No hay mucho aporte. Fue una marcha kirchnerista clarísima”, sostuvo el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi. En tanto, el presidente del Consejo Nacional del PRO y senador, Humberto Schiavoni, lamentó que se difundan presuntos ajustes propuestos por el FMI y advirtió que “se está haciendo mucho terrorismo en eso”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios