Policiales

Crimen del prestamista

Tras allanamientos aparecieron viejos conocidos de Alvarado

Los 15 allanamientos realizados este lunes golpearon al círculo íntimo de Esteban Alvarado, hasta ahora el único acusado de instigar el asesinato mafioso del prestamista de noviembre pasado. Este miércoles cuatro apresados serán indagados por la justicia federal, por la droga secuestrada


Los 15 allanamientos realizados este lunes en la causa que investiga el crimen mafioso del prestamista Lucio Maldonado apuntaron a viejos conocidos de Esteban Líndor Alvarado, por ahora el único detenido en el homicidio bajo la figura de instigador. Sin embargo, como ya pasó en los casi 20 operativos de fines de noviembre, todo indica que la Fiscalía busca demostrar el lavado de activos provenientes del narcotráfico.

De las ocho personas detenidas este lunes ninguna quedó vinculada al homicidio. Cuatro serán indagadas este miércoles en los tribunales federales por el secuestro de 300 gramos de cocaína y 250 de marihuana, mientras que un hombre de 36 años fue imputado este martes en la justicia provincial por tenencia de arma de guerra y quedó preso por 30 días. Los demás fueron liberados tras las averiguaciones de antecedentes penales.

La audiencia imputativa contra Nicolás Marcelo O. tuvo lugar este martes a las 16 en el Centro de Justicia Penal. Matías Edery, uno de los fiscales de la Unidad de Gravedad Institucional que investiga el crimen de Maldonado y que ordenó los allanamientos, lo acusó por tenencia de arma de guerra y pidió la prisión preventiva. El juez Gustavo Pérez de Urrechu aceptó la calificación y le dictó un mes de cárcel.

Cosas del pasado

“Están tocando a la banda histórica de Alvarado”, dijo un viejo investigador que le atribuyó al hombre de 36 años detenido el lunes ser el encargado de la logística de drogas y armas de la banda.

En relación a las dos concesionarias de autos allanadas, otra fuente dijo que una de las hipótesis es que sean propiedad de Alvarado pero que estén a nombre de testaferros. No obstante admitió que continúan buscando dos vehículos utilizados en el crimen de Maldonado, los cuales quedaron filmados la madrugada del 11 de noviembre pasado cuando secuestraron al prestamista en la puerta de su casa de barrio Tablada y horas después, cuando regresaron al domicilio.

Otro de los allanamientos que hizo ruido fue el de una importante propiedad en la localidad de Funes. Si bien allí no encontraron drogas ni dinero, el lujo llamó la atención de los investigadores. Uno vocero del caso dijo que en ese domicilio, que ocupa un cuarto de manzana y tiene dos imponentes leones de yeso en la entrada, vive un viejo conocido de Alvarado que tiene una empresa de transporte a su nombre, y que también sospechan que junto a su esposa son sus testaferros. Aunque no quisieron ventilar su nombre, informaron que salió de vacaciones el fin de semana previo al allanamiento y dejó estacionado en la puerta un camión con las siglas de la empresa.

Según esos datos, se trata de la misma persona que salió de testigo, junto a su esposa, en una vieja causa penal que tuvo Alvarado en Rosario, cuando lo sindicaron de robar un automóvil Fiat Duna en el macrocentro a fines de 2007.

Otro de los nombres que deslizó un investigador relacionado al círculo de Alvarado que están investigando también resonó cuando el entonces gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, sufrió un atentado a tiros en el frente de su casa. Según un vocero, se trata de un “pesado” de zona norte vinculado a la venta de drogas que sería titular de dos taxis en Rosario, también como testaferro. Según esa hipótesis, en los allanamientos buscaron documentación a su nombre para una posible causa por lavado de activos.

Por otra parte, la mayor cantidad de dinero y los 250 gramos de marihuana secuestrados el lunes pasado fueron hallados en un solo domicilio de bulevar Seguí al 6200 por efectivos de la Policía Federal, quienes también incautaron 60 mil pesos y una piedra de cocaína de 300 gramos en un domicilio de Ocampo al 5600. Las cuatro personas detenidas en esos domicilios serán acusadas este miércoles en los Tribunales federales.

Alvarado fue detenido por el crimen del Lucio Maldonado el 2 de febrero pasado en Embalse Río Tercero, Córdoba. Su anterior detención había sido en agosto de 2012 en la que terminó condenado a seis años y medio de cárcel como líder de una banda de ladrones de autos de alta gama que operaba en el norte del conurbano bonaerense y los cortaba en territorio santafesino.

Los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery llegaron a Alvarado luego de seguir pista de un auto que los llevó a una quinta en Piñero de su propiedad, Los Muchachos, donde incautaron gran cantidad de documentación que disparó, a fines de noviembre, casi una veintena de allanamientos. Entre ellos su vivienda del barrio Funes Hills donde estaba su esposa, la sede de su empresa de transporte en la zona oeste, un domicilio donde se buscó a su hermano, y el ya conocido episodio en Condominios del Alto, donde el subjefe de inteligencia antinarcóticos de la Policía de Investigaciones de Rosario Javier Makat, recibió a los uniformados: dijo haber comprado el departamento y dos cocheras a un médico, y terminó apartado de su cargo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios