País

Santiago del Estero

Tras 10 horas, se entregó el hombre que amenazaba con hacer explotar una granada

Un hombre fue detenido esta madrugada luego de estar casi 10 horas atrincherado en una casa del barrio Reconquista de Santiago del Estero amenazando con inmolarse con una granada que haría "volar la cuadra entera".


Un hombre fue detenido esta madrugada luego de estar casi 10 horas atrincherado en una casa del barrio Reconquista de Santiago del Estero amenazando con inmolarse con una granada que haría “volar la cuadra entera”.

El episodio comenzó alrededor de las seis de la tarde del viernes y y culminó a las 3:45 de este sábado, cuando Gabriel Almeira, de 30 años, alias “El Rengo”, como lo conocen en el submundo de la droga, armado con dos pistolas nueve milímetros y una granada, finalmente depuso su actitud en una lujosa vivienda ubicada en calle Solís y 6to Pasaje de la capital provincial.

Almeira, que estaba bajo los efectos de estupefacientes, disparó más de 20 veces en dirección a los policías que rodeaban la casa, a la que se dejó sin suministro de energía eléctrica y agua potable.

“Sacame de acá a estos giles o voy a tirar la granada y vas a ver cómo se pudre todo… Lo único que quiero es abrazar a mi hermana, ella sabe lo que vivo, después les doy las armas, me esposo yo si quieren, soy un hombre de palabra”, gritaba mientras negociaba.

Almeira es un narcotraficante conocido de la zona que cumplía una condena por una causa vinculada al consumo y venta de drogas.

Hace dos semanas había protagonizado un violento tiroteo con la policía y logró fugarse.

Según publicó el diario El Liberal de Santiago del Estero, un llamado telefónico de su madre habría alertado a la Policía de que “El Rengo” se encontraba en el domicilio del barrio Reconquista fuera de sí, amenazando con matarse con una granada en su mano.

Rápidamente se montó un amplio despliegue. Todas las dependencias policiales rodearon la zona y comenzó una larga negociación para tratar de que Almeira deponga su actitud.

Especialistas en este tipo de situaciones se mantenían expectantes y al mismo tiempo limitados en su trabajo, ya que el acusado consumía cocaína y mantenía en su mano la granada sin la traba de seguridad.

Además, en varias oportunidades realizó disparos contra los efectivos policiales que intentaban aproximarse.

Con el correr de las horas el sujeto pedía la presencia de su familia, mantuvo un fuerte cruce con una hermana que intentó hacerlo cambiar de opinión, pero nada daba resultado y la tensión aumentaba a cada minuto.

Finalmente, alrededor de las 3:45 de este sábado y gracias a un excelente trabajo de negociación, la policía logró que depusiera su actitud y lo atrapó.

Almeira fue retirado en ambulancia y bajo los efectos de drogas y ante la presencia de dos fiscales. Por tal motivo, la cuadra estuvo “rodeada” desde la tarde por personal de seguridad.

El procedimiento se encontró dirigido por un grupo especial de la Policía de la Provincia. También arribaron los bomberos y ambulancias del Servicio de Emergencia y Accidentología de Santiago del Estero (Sease), dado que el sospechoso amenazaba con “hacer volar” la casa.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios