Coronavirus, Región

Jueves de protestas

Transportistas escolares, maestras jardineras y docentes reemplazantes piden ayuda a la provincia

Transportistas escolares, maestras de jardines maternales y docentes reemplazantes coincidieron en una protesta frente a la Casa Gris para reclamar ayuda económica y que el Ejecutivo habilite más actividades en el marco de las medidas de aislamiento obligatorio.


Transportistas escolares, maestras de jardines maternales y docentes reemplazantes coincidieron este jueves en una protesta en la Plaza 25 de Mayo de Santa Fe, frente a Casa de Gobierno, para pedir ayuda económica y que el Ejecutivo habilite más actividades en el marco de las medidas de aislamiento vigentes desde el 20 de marzo.

La Asociación de Transportistas Escolares de Santa Fe entregó en la Casa Gris un petitorio dirigido al gobernador Omar Perotti para que interceda ante la Nación en la gestión de subsidios o algún tipo de ayuda económica para el sector, que lleva más de dos meses sin poder trabajar desde que se suspendieron las clases por la pandemia del coronavirus.

“Estamos quebrados”, declaró durante la manifestación Jorge Blesa, vocero de la Asociación de Transportistas Escolares. “Necesitamos ayuda urgente para no desaparecer. Hay compañeros que están vendiendo las camionetas y mandan a los chicos a comer a lo de los abuelos. Eso no es digno”.

El petitorio de los transportistas solicita que la provincia “interceda ante el gobierno nacional para que nos otorguen, mientras perdure nuestro cese de actividad, un subsidio o ayuda económica mensual que nos permita sobrellevar esta situación de emergencia económica”.

También reclaman que se los incluya como beneficiarios de la Tarjeta Alimentar “a fin de poder acceder a la canasta básica de alimentos, debido a que para la mayoría de quienes desarrollan esta actividad es el único ingreso familiar”.

En el Día Nacional de las Maestras Jardineras, las docentes de los jardines maternales también se manifestaron frente a la Casa Gris con globos y pancartas.

“Nuestro reclamo viene desde principio de abril, ante la imposibilidad de poder abrir los jardines por la cuarentena”, señaló Fernando Collados, representante de la Agrupación de Jardines Maternales de Santa Fe. “A medida que fue pasando el tiempo se fue agravando la situación porque el acompañamiento en el abono de cuotas de las familias se empezó a complicar más por cuestiones económicas”.

“Los papás y las mamás que tienen que salir a trabajar nos comunicaron que tienen que pagarle a una persona para que cuide a sus hijos mientras no están en casa y tenían un doble costo al abonar el jardín y al cuidador, por eso todo se viene complicando”, agregó Collados.

Desde los jardines maternales habían presentado el 21 de mayo un protocolo sanitario ante la provincia para pedir la reapertura de las actividades. “No hemos recibido ninguna respuesta, tampoco recibimos novedades de los ATP (Asistencia en Emergencia para el Trabajo y la Producción) porque hay un conflicto, ya que consideran que estamos dentro de las escuelas y ya recibíamos beneficios, lo cual no es así”, sostuvo Collados.

“Hemos agotado todos los recursos, con notas, reuniones con concejales, senadores y diputados y todavía no hay respuestas. Las deudas cada vez son mayores. Hay varios jardines que están analizando cerrar sus puertas. Ya que no podemos abrir, pedimos que nos puedan sostener económicamente y ayudar a estas instituciones para que no cierren. Pedimos celeridad, compromiso y actos ejemplares donde sostengan y respalden a la educación de la primera infancia”, concluyó el referente del sector.

Por otro lado, los docentes reemplazantes volvieron a exigir al Ejecutivo santafesino un salario de emergencia y la continuidad de la obra social. También insistieron en la necesidad de la urgente reapertura de las paritarias del sector, que fueron suspendidas por el gobierno provincial a mediados de marzo, cuando comenzó la pandemia.

 

También en Rosario

Los transportistas escolares también se movilizaron en Rosario. Se concentraron en Oroño y Santa Fe y marcharon hacia la Sede de la Gobernación para reclamar ayuda ante la situación crítica que están atravesando a raíz del aislamiento social por la pandemia del coronavirus. Igual que en Santa Fe, entregaron un petitorio dirigido a las autoridades provinciales para visibilizar la situación crítica que están atravesando.

“En Rosario somos unas 314 camionetas escolares y unas 14 mil familias en el país y no tenemos posibilidad de acceder al Ingreso Familiar de Emergencia porque toman nuestro vehículo como capital y no como capital de trabajo. También quedamos fuera de los créditos de tasa cero porque tenemos nuestros vehículos prendados”, señaló a LT8 la vocera de la Asociación de Transportes Escolares, Sel Ruiz Brizuela.

Ruiz Brizuela agregó: “No tenemos acceso a nada y, para colmo, nos siguen llegando las tasas municipales y las patentes, lo cual hace que nos endeudemos cada día más, incluso muchos compañeros ya recibieron cartas documento por falta de pago de las cuotas de los vehículos, lo cual hace que la situación sea cada vez más crítica”.

“Somos el primer rubro que quedó sin actividad y por lo visto seremos los últimos en retomar nuestras actividades”, concluyó la representante de los transportistas.

Comentarios