Ciudad, Edición Impresa

El boleto

Transporte: estudio de costos marcó $9,45 y va al Concejo

Desde el Ente de la Movilidad aclararon que no se aspira a llegar a esa tarifa, pero que debe encontrarse financiación.


El gobierno municipal recibió a última hora de ayer el estudio de costos del transporte urbano de pasajeros con un resultado de 9,45 pesos.

“Esto no es un pedido de aumento de tarifa, tiene que quedar claro. No representa el valor nominal del boleto futuro, sino que abre el debate con los concejales sobre los mecanismos de financiamiento para que la totalidad del incremento no recaiga en los usuarios”, aclaró la secretaria de Movilidad, Mónica Alvarado.

Hoy mismo el Ejecutivo lo girará al Concejo Municipal, aunque por estas horas ni el oficialismo ni la oposición muestran voluntad de modificaciones en lo inmediato.

La dificultad para tomar decisiones tiene como primer escollo la falta de precisiones sobre qué hará el gobierno nacional en materia de subsidios, hasta ahora un componente central en el financiamiento del sistema.

La única señal que hubo hasta el momento no es auspiciosa. La negociación salarial con los choferes del área metropolitana del Gran Buenos Aires cerró con 29 por ciento de aumento. Lo significativo no es el porcentaje, sino que por primera vez en años el Estado nacional no cubrirá ese incremento con subsidios, lo que en la práctica implica congelar lo que ya existía.

En el caso de los choferes del interior del país todavía no se cerró el acuerdo.

En resumen, para el Ente de la Movilidad hay dos temas centrales: la inflación, que afectó muy fuerte algunos rubros; y las dudas sobre la continuidad de los subsidios.

En el Concejo también hay preocupación. “Hasta hace cuatro meses las paritarias eran absorbidas por el gobierno nacional, pero ahora el escenario cambió. Hoy hay un gobierno que viene poniendo en práctica una política de quita de subsidios o congelamiento. En Rosario la quita o congelamiento de lo que hasta hoy se recibe tendría un impacto muy grande en el costo del transporte”, expresó la concejala Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular.

El Palacio de los Leones comenzó a conversar con los espacios políticos del Concejo las distintas variables, según sea el escenario si se renuevan los subsidios o si se congelan.

“Está claro que no se puede trasladar todo a la tarifa, pero tampoco es viable sacarle fondos al presupuesto actual porque eso repercute en peores servicios, menos asistencia social o paralización de obra pública”, advirtió una alta fuente de la Intendencia.

En ese sentido, el oficialismo intentará generar nuevos recursos en caso de que los subsidios no se incrementen.

Según datos oficiales, cada 10 centavos que se subsidia la tarifa representa 1,5 millón de pesos al mes.

Además de subsidio y boleto que paga el pasajero, el sistema se financia con un Fondo Compensador del Transporte que se nutre de los ingresos que percibe la Municipalidad por el casino, estacionamiento medido y multas de tránsito. También la provincia el año pasado integró un Fondo Compensador que se constituye del 5 por ciento de la recaudación del Impuesto a los Sellos y que se reparte proporcionalmente entre las ciudades que tienen transporte urbano.

En el Concejo predomina un doble criterio: primero, esperar que la Nación defina si va a congelar los subsidios como en Buenos Aires, lo que en la práctica implica también congelar la foto de desigualdad de trato que lleva años en materia de subsidios entre el Amba y el resto del país; segundo, se considera que no es momento para sumar otro gasto al bolsillo de los sectores que usan el transporte, en medio de inflación alta, ajuste de precios y tarifazos en luz, gas, peajes y combustibles líquidos.

El concejal peronista Osvaldo Miatello fue uno de los que en las últimas horas hizo hincapié en este aspecto. También recordó que hay que resolver otro imprevisto: desde octubre el Indec no publica el Índice de Precios al Consumidor, con lo cual no se puede aplicar el ajuste automático de la tarifa dos veces al año definido por ordenanza. Es otra piedra en el camino que concejales y Ejecutivo deberán remover.

Alvarado: “No puede trasladarse todo a la tarifa”

El estudio técnico realizado por el Ente de la Movilidad será enviado hoy al Concejo Municipal para su tratamiento.

“Este estudio no representa el valor nominal del boleto futuro, debemos buscar mecanismos de financiamiento de la tarifa para que la totalidad del incremento no recaiga en los usuarios”, destacó la secretaria de Movilidad, Mónica Alvarado.

Según la funcionaria, el Concejo deberá “evaluar los mecanismos para poder alcanzar esta cifra sin tener que incrementar en un 50 por ciento el costo del boleto que pagan los pasajeros”.

El Departamento Ejecutivo detalló que en los últimos 12 meses los costos del sistema de transporte sufrieron aumentos notables: más de 40 por ciento en salarios, 24 por ciento en combustibles, 70 por ciento el valor de las unidades, 50 por ciento costos asociados a la unidad y gastos específicos como patente (70 por ciento) y neumáticos (35 por ciento).

A comienzos del pasado año el valor tarifario básico era de 5 pesos. Fue modificado en agosto, ocho meses después, pero su implementación se dividió en dos partes: la primera de ellas fijó el boleto en 5,75 pesos y la segunda actualización, aplicada en diciembre, generó el importe actual de 6,30 pesos por viaje.

Asimismo, es importante mencionar que el estudio de comienzos de 2016 incluye la actualización de los insumos e indicadores vigentes al 29 de febrero de este año. Sin embargo, no toma en consideración al momento de su cálculo el incremento salarial a aplicarse al gremio de trabajadores del sector, por lo que este índice va a generar variación sobre los resultados obtenidos.

La Municipalidad recordó que el transporte de la ciudad puso en funcionamiento cuatro nuevas líneas el pasado año, extendió recorridos a distintos puntos de la ciudad para sumar conectividad y en consecuencia, en términos de costos, los kilómetros crecieron en más del 5 por ciento. A eso se le sumó “la incorporación de 180 unidades 0 kilómetro: “Se posicionó al sistema con una de las flotas con menor antigüedad de nuestro país”, resaltó la inversión Alvarado.

Comentarios