Ciudad, Últimas

Movilidad

Transporte en Rosario: Javkin anunciará un nuevo esquema la semana próxima

Con respecto a las demoras que se vienen dando en la salida de la empresa El Cacique, que según remarcó el intendente ahora acumula el 86% de los reclamos que realizan los usuarios al 147, el objetivo del municipio es evitar la posibilidad de que la negociación termine con un juicio en su contra.


El intendente Pablo Javkin anunció que están próximos a cerrar un acuerdo con la empresa El Cacique para que deje la concesión. Y dijo que en los próximos días, haría el anuncio con detalles. Con respecto a las demoras para resolver el problema con esa empresa dijo que la negociación busca no dejarle un juicio en contra a la ciudad. Y adelantó que esas líneas que en la actualidad están en manos de la empresa privada pasarán a administrarse entre Movi y Rosario Bus.

“La próxima semana, vamos a anunciar el nuevo esquema. Es urgente que la gente pueda viajar mejor ahora que estamos recuperando el nivel de pasajeros que queremos”, aseveró en Cada Día (El Tres).

Con respecto a las demoras que se vienen dando en la salida de la empresa, que según remarcó el intendente ahora acumula el 86% de los reclamos que realizan los usuarios al 147, el objetivo del municipio es evitar la posibilidad de que la negociación termine con un juicio en su contra.

“Esto tiene que ver con un montón de situaciones, cuando se dio el inicio de esta concesión las variables económicas eran unas hoy son otras, vino la pandemia, eso uno lo entiende, pero hay que resolverlo”, afirmó el funcionario rosarino.

Sobre los puntos que restan acordar para oficializar la salida, están las unidades que actualmente utiliza El Cacique para prestar el servicio y que deberán permanecer en el sistema para garantizar el funcionamiento.

La idea del municipio es canjear estos colectivos por las deudas que acumula la empresa por los reiterados incumplimientos que viene presentando.

 

La concejala justicialista Silvana Teisa, integrante del Observatorio Social del Transporte expuso la semana pasada la medición sobre la frecuencia que realizaron  entre las 14 y las 19. “Lo que pudimos corroborar es que la línea que habíamos tomado como ejemplo en febrero, la 126, tuvo demoras de 41 minutos en aquel momento”. Pero la semana pasada tuvo de 87 minutos de demora. Teisa dijo que se duplicó en dos meses la demora de la frecuencia.

El relevamiento del tiempo entre coche y coche de una misma línea fue solo en una parada, la de Laprida y Santa Fe. La baja frecuencia detectada, además, es en horario diurno. Un récord indeseable, calificó Teisa el de la línea 126 bandera negra. Son datos preliminares sobre una muestra pequeña del sistema. “El resultado del observatorio lo tendremos con datos prolijos y completos la semana próxima”, adelantó la concejala ante la consulta de LT8. Y arriesgo, sobre el contraste entre los anuncios del gobierno local y lo que ocurre en la calle con los pasajeros: “No es real que se incorporaron 140 unidades como anuncio el municipio, o no son suficientes con la vuelta a la presencialidad de las escuelas y la actividad tras la pandemia”.

La mayoría de los dardos se los lleva la empresa mendocina. “El Cacique es la que mas falencias tiene en la ciudad de Rosario”. No es la única que bajó la calidad del servicio, por la pandemia, y nunca la recuperó pese a la normalización de las actividades. “También hemos detectado que la línea 145, de la firma Rosario Bus, ha superado los 25 minutos de frecuencia, algo que no era normal para esta empresa”, abundó la concejala de origen gremial (metalúrgicos) que integra el espacio Todos Hacemos Rosario en el Palacio Vasallo.

 

Comentarios