Edición Impresa, Policiales

Narcotráfico

Traferri: “Esto parece algo armado”

Así opinó el senador del departamento San Lorenzo acerca de la denuncia vinculada con el robo del auto que sufrió su hija y que, días después, fue recuperada en una casa y en manos de un presunto narcotraficante.


“Esto parece más algo armado para perjudicarnos tanto a mí como al ministro Maximiliano Pullaro que otra cosa”. Así se refirió el senador del departamento San Lorenzo, Armando Traferri, a la denuncia que se hizo pública ayer en relación con el robo del auto que sufrió su hija y que, días después, fue recuperada en una casa y en manos de un presunto narcotraficante de Capitán Bermúdez. En diálogo con El Ciudadano, el edil sostuvo que se enteró “por un amigo” que el auto estaba siendo usado para la venta de drogas en esa localidad y que, si bien fue recuperado apenas hizo la denuncia, la orden de allanamiento demoró nueve horas: “Cuando llegaron a la casa no encontraron nada”.

La secuencia comenzó el jueves de la semana pasada. Alrededor de las 22.30, Julieta, la hija de 34 años de Traferri que vive en Rosario, estaba estacionando frente a su casa de Uriarte y Fontanarrosa cuando un hombre armado la sorprendió. “Le dijo que entregara el auto o la mataba, ella se asustó y salió corriendo”, contó el senador a este diario. Media hora después, la chica radicó la denuncia en la comisaría más cercana. Según fuentes del Ministerio de Seguridad, el móvil del 911 demoró un poco más de lo normal en llegar al lugar porque se dio una confusión con el nombre de la calle. En los primeros patrullajes, no se encontraron rastros del Chevrolet Sonic celeste.

Traferri contó que dos días después recibió el llamado de un amigo que le revelaba que su auto estaba en Capitán Bermúdez: “Me dijo que había visto un auto muy parecido y con la misma patente circulando en la ciudad y que, por la forma en que se movía, parecía que estaba vendiendo droga”.

El llamado fue recibido a las 20 y, diez minutos después, la Policía encontró el auto en manos de un hombre llamado Gaspar R. Según trascendidos, el detenido contaba con un pedido de captura activo desde hace más de un año por no regresar al penal de Coronda después de una salida transitoria. Traferri sostuvo que su informante le había asegurado que se trataba de un narcotraficante conocido en la zona.

“No había cambiado ni la patente y en el auto encontraron un recibo de pago de alquiler donde figuraba la dirección de una casa donde, según me habían dicho, funcionaba el búnker que manejaba este hombre”, dijo. Sin embargo, según el senador el problema fue que la orden judicial para allanar el domicilio ubicado en San Salvador al 300 demoró nueve horas: “Obviamente que cuando llegaron ya no había nada”.

En este sentido, desde el Ministerio Público de la Acusación informaron que el allanamiento y el recupero de camioneta estuvo a cargo del fiscal Juan Carlos Ledesma de San Lorenzo.

“Parece algo armado para perjudicarnos porque los más afectados con esto somos el ministro de Seguridad Pullaro, el jefe (policial) del departamento y yo, que no sólo soy senador sino que presido la comisión de seguridad en la Cámara. Pero no los creo responsables, hay otras cuestiones en esto”, sentenció Traferri y agregó que contó con el apoyo de Pullaro y el fiscal general Jorge Blaclini desde el primer momento. En este sentido, ayer el ministro de Seguridad se reunió con el senador y explicó el accionar policial tanto al momento de la denuncia como en el recupero del auto.

“Creo que hay muchas preguntas que no tienen respuesta. Que este delincuente está libre y con captura por tanto tiempo, que no se lo haya encontrado antes habla de un sistema que no funciona. Algunas cosas hay que reverlas porque el grado de impunidad que tenemos es importante”, concluyó Traferri.

Comentarios