Política

¿DESPIDOS A LA VISTA?

Trabajadores del Inta, en alerta por ajuste

El gobierno prevé un recorte presupuestario que amenaza entre 750 y 1.000 empleos de los 7.100 que el organismo tiene en todo el país. En Santa Fe son unos 440 trabajadores. El gremio Apinta recibió el apoyo del Movimiento Sindical Rosarino.


El informe del Ministerio de Modernización de la Nación prevé un recorte presupuestario y laboral en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), situación que puso en alerta a los trabajadores del organismo.

En todo el país, el Inta emplea a unos 7.100 empleados entre planta permanente y contratados. En Santa Fe son 440. El secretario general de la seccional Oliveros del gremio Apinta, Miguel Gómez, y su par de Reconquista, Claudia Varela, recibieron esta mañana el apoyo del Movimiento Sindical Rosarino (MSR) en la sede del Sindicato de Luz y Fuerza (Paraguay 1135).

Según advirtieron, en el Inta peligran entre 750 y 1.000 puestos de trabajo. El 31 de diciembre vencerán contratos de renovación anual de unos 2.000 empleados, por lo que el informe de la cartera que conduce Andrés Ibarra prendió la luz roja.

El Inta es dirigido por Amadeo Nicotra, un ex funcionario del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, quien llegó al gobierno nacional a través de su primo, el ex ministro de Agroindustria Ricardo Buryaille.

La asunción del ex presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Luis Miguel Etchevehere también preocupa al gremio, por ser un representante del sector más concentrado del campo.

“El Inta trabaja para todos los productores y no sabemos qué enfoque le dará Etchevehere”, manifestó Gómez. Sin embargo, Varela aclaró que la decisión de achicar el Inta “fue tomada desde el mismo momento que asumió el gobierno” del presidente Mauricio Macri.

“Realizaron un informe desde una consultora de Buenos Aires sin tener en cuenta la territorialidad que tiene el Inta. Sin venir a ver lo que hacemos, definieron que sobran entre 750 y 1.000 trabajadores”, describió la representante de Apinta Reconquista.

Financiamiento propio

El Inta no recibe fondos del Tesoro Nacional. Las investigaciones y desarrollos tecnológicos que realiza el organismo se financian con dinero de las exportaciones de commodities.

Según el Proyecto de Ley de Presupuesto de 2017 enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso en septiembre de 2016, el Inta tenía asignado un monto de 5.112 millones de pesos. Sin embargo, luego de un reclamo de las autoridades del instituto por mayor cantidad de fondos, finalmente se dispuso un aumento de la partida presupuestaria de 300 millones de pesos, llegando a los 5.412 millones de pesos.

Si tomamos en cuenta que durante 2016 el Inta tuvo un presupuesto ejecutado de 4.687 millones de pesos, la cifra de 2017 representa una suba del 15,5%, por debajo de la inflación acumulada hasta octubre del 19,4% medida por el Indec, con aún dos meses por delante.

Para 2018, el gobierno prevé 6.200 millones de pesos para el Inta. Los gremialistas alertaron que es un 23% menos que lo que el instituto necesita para operar.

“El recorte presupuestario hace peligrar los puestos de trabajo al haber tantos compañeros con contratos que vencen. Es un recorte que se dará año a año, ya vivimos una situación similar en la década del 90”, dijo Gómez.

Si te gustó esta nota, compartila