Ciudad

Trabajadores del Correo Argentino se movilizaron en Rosario para rechazar despidos de contratados

La empresa argumenta que son personas que cubrieron puestos de empleados de planta que no cumplieron funciones por la pandemia y están retornando. El sindicato lo niega, y teme que en la ciudad haya al menos 20 cesantías de las mil que estiman en todo el país


Trabajadores del Correo Argentino se movilizaron en la mañana de este viernes hasta la sede central en Rosario, en el viejo edificio de Córdoba y Buenos Aires, para rechazar el despido, denunciaron, de 45 compañeros en la ciudad de Buenos Aires y el riesgo de la caída de alrededor de mil contratados en todo el país, 30 de los cuales, estimaron, corresponden a Rosario.

La marcha de Rosario es parte de movilizaciones programadas en varias ciudades por la Federación de Obreros y Empleados de Correos Oficial y Privados (Foecop).

“El Correo en ningún momento de la pandemia dejó de prestar servicio, la conducción de esta empresa sabe que en el peor momento de la situación del país, cuando se desbordaban los bancos, había problemas en todos lados, pagamos el IFE y fuimos ejemplo en todos lados. Ahora aducen que esos mil compañeros en todo el país, de los cuales 20 los tenemos acá en la planta logística, fueron contratados porque había un excedente de paquete y demás”, señaló el secretario General del Sindicato de Correos de Rosario, Walter Palombi, frente a la sede del microcentro rosarino.

El dirigente rechazó los justificativos de la empresa para los despidos que denuncian y los que temen en breve. “Ese argumento falaz y mentiroso de que están sobrando mil trabajadores que fueron contratados durante la pandemia, es fácil de comprobar. La planta logística de Rosario, si llegan a sacar 20 contratados, no se puede operar más. Hay dos sucursales en Rosario que no pueden abrir porque hace falta gente”, añadió Palombi.

El secretario abundó sobre los dichos del Correo: “Adujo que los compañeros y compañeras habían entrado para reemplazar gente que no estaba trabajando y ya volvieron a prestar servicios”, recordó y refutó: “Es una mentira, porque no todo el correo volvió a trabajar. Gran parte, mayores de 60 años o con una enfermedad preexistente, están sin prestar servicio por lo que nos parece que están tratando de hacer un ajuste por el lugar menos indicado, que son los trabajadores”.

 

Comentarios