País

Para frenar despidos

Trabajadores de Télam convocaron a una marcha

Trabajadores de prensa ejerciendo su oficio y, del otro, trabajadores de prensa luchando para defender su derecho a poder ejercerlo realizaron una conferencia de prensa dentro de la agencia, la que de a poco asumió la forma de una asamblea solidaria en rechazo a los 357 cesanteados


“Quieren que nos autocensuremos por miedo al despido”, denunció Sigal.

Tiempo Argentino

Una conferencia de prensa inusual fue la que se produjo pasadas las dos de la tarde de este lunes en la sala Rodolfo Walsh del edificio de la agencia Télam ocupada por sus trabajadores.

Por un lado, cómo es lógico en un evento de esa naturaleza, trabajadores de prensa ejerciendo su oficio y, del otro, trabajadores de prensa luchando para defender su derecho a poder ejercerlo. Más de 60 medios de prensa escrita, radial y televisiva; internacionales y nacionales; privados, públicos y autogestionados se acreditaron ante la convocatoria realizada por los delegados del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) y del Sitrapren.

La conferencia, poco a poco, fue asumiendo la forma de una asamblea solidaria en rechazo a los 357 despidos. Es que, uno a uno, los periodistas acreditados se ocuparon de anteceder sus preguntas con manifestaciones de solidaridad individual y la de los compañeros de cada uno de los medios. Existe en el gremio de prensa la convicción de que, detrás del desguace de la agencia Télam y el golpe a su organización gremial, se prepara un ataque al estatuto del periodista profesional y del convenio que rige en toda la actividad.

El marco, además, estuvo dado por un salón colmado por centenares de trabajadores de la Agencia que permanecen en las instalaciones en defensa de sus puestos de trabajo y el acompañamiento solidario de diputados y dirigentes políticos y sindicales con la infaltable presencia de Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora acompañada por Sergio Maldonado, hermano de Santiago Maldonado.

Los delegados anunciaron una serie de medidas e iniciativas para dar continuidad a la lucha por la reincorporación de los trabajadores despedidos que, además, la consideraron una pelea por la libertad de expresión y el derecho a la información contra una “política sistemática que apunta al vaciamiento y el cierre” de la agencia oficial.

Por ese motivo, anunciaron una movilización desde el Obelisco al CCK este jueves a partir de las 13, a la que convocaron a todos los trabajadores de prensa que impulsarán asambleas para definir su participación así como a organizaciones sociales, sindicales y políticas.

Según el delegado del Sipreba, Mariano Suárez, “quienes nos despiden reconocen que se está violando la libertad de expresión y que hay persecución ideológica”.

Al mismo tiempo, Suárez anunció la interpelación al responsable de la política de medios Hernán Lombardi, que se realizará hoy en un plenario conjunto de comisiones del Congreso Nacional. Por último explicó que, en virtud de garantizar la independencia y preservación del organismo, ya se sustanció la presentación de un proyecto de ley que cuenta con la firma de 14 diputados cuyo propósito es el de “sacar a Télam de la esfera del Poder Ejecutivo Nacional” con el propósito de ponerlo “bajo control parlamentario” a través de una comisión “con representación proporcional de los distintos bloques de la cámara de diputados”. Además, explicó que el proyecto de ley establece el requisito de que “los directores sean electos a través del mecanismo de concurso público”.

Según puntualizaron los trabajadores, la cantidad de despidos haría inoperativa a la Agencia en términos periodísticos. Como ejemplo explicaron que se cerraron al menos seis corresponsalías del interior del país (dejando sin trabajo a 47 de 100 corresponsales) que producen “material noticioso irremplazable de lo que ocurre en las provincias”. Del mismo modo señalaron que pretenden reducir en un 75% los trabajadores del sector audiovisual y que, de doce infógrafos, quedaría sólo uno.

Pero, además, explicaron que parte esencial del plan que tildaron de “diabólico” es reforzar el manejo arbitrario de la pauta oficial. Es que, si bien reconocieron que hace ya un tiempo que la distribución de la misma quedó en manos de la Jefatura de Gabinete, ahora, con el desmantelamiento del área de publicidad, la agencia Télam resignará también su rol de contralor: “Todo pasará por Jefatura de Gabinete, que será quién pauta, paga y controla”.

Por último denunciaron que los despidos son también un mecanismo para amedrentar a los periodistas que seguirían en funciones: “quieren que nos autocensuremos por miedo al despido”, denunció Sigal.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios