Región

Textil GB

Trabajadores de lavadero de Baigorria retomarán las tareas

En una audiencia en el Ministerio de Trabajo, la firma se comprometió a pagar cerca de la mitad de la deuda que incluye los salarios de diciembre y enero, vacaciones y aguilando.


Después de una semana con la planta tomada por deudas salariales y previsionales, los 50 trabajadores de la fábrica Textil GB de Granadero Baigorria volverán a la producción. La decisión la tomaron después de que la firma prometiera este miércoles pagar la suma de 13 mil pesos a cada uno de los trabajadores. Representa cerca de la mitad de la deuda entre los salarios de diciembre y enero, las vacaciones y el aguinaldo. En 10 días la firma prometió pagar el resto y los primeros días de marzo depositar el aguinaldo correspondiente a diciembre. Además, la empresa, que también maneja las compañías de indumentaria Laundry y Japón, se comprometió a dar una propuesta de traspaso de 30 de los 50 trabajadores a otros lavadores textiles la semana próxima. Inclusive sin perder la antigüedad. Desde la Unión de Obreros y Empleados Tintoreros, Sombrereros y Lavaderos  (UOETSYLRA) se mostraron conformes con el acuerdo, pero no descartaron un vaciamiento encubierto.

El lunes 29 después de un nuevo incumplimiento de la empresa sobre un adelanto de 5 mil pesos los empleados tomaron la planta y decidieron turnarse para custodiar la producción y las máquinas. Temían que los dueños se llevaran la mercadería y desmantelaran la fábrica que desde hace cinco años funciona en Presidente Roca al 500, en Granadero Baigorria, donde lavan jeans de diferentes marcas que luego llegan a los comercios para la venta.

Hace un año la compañía suspendió a un tercio de los trabajadores. Un grupo fue indemnizado con retiros voluntarios y quedaron 50 trabajadores. La firma les debe los salarios de diciembre y enero, las vacaciones, el aguinaldo y más de un año de aportes previsionales que son descontados mes a mes a los empleados. Durante el último año dejó de pagar el alquiler del local, lo que llevó a que corten el suministro de gas.

Ayer después de una audiencia en el Ministerio de Trabajo la empresa se comprometió a cancelar la deuda. Lo hará en tres veces y la primera parte del pago será este jueves.

El miércoles próximo el sindicato, los trabajadores y los empresarios se reunirán para que formalizar la propuesta de traspaso de 30 trabajadores que irían a tres lavaderos. Uno de ellos es la ex Workers, el antiguo lavadero que después de cinco meses reabrió las puertas en septiembre. El argumento de la empresa, según dijeron desde el sindicato a <El Ciudadano<, es que si no reducen el plantel, la fábrica debe cerrar. “Si respetan el convenio de trabajo y la antigüedad ellos van a aceptar. Los empleados tienen entre 20 y 25 años de antigüedad. La condición es que el traspaso quede asentado en el Ministerio de Trabajo”, explicó la representante gremial, Yamila Ferraro.

Para el secretario general del sindicato, Carlos Gómez, el traspaso sería una maniobra empresarial para vaciar la fábrica. “Le vamos a seguir los pasos de cerca”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila