Cultura, Espectáculos

Reclamo

Trabajadores de la Lírica de Rosario piden atención estatal para difundir sus obras

Unos 50 artistas denuncian condiciones laborales precarias, sin obra social, con acuerdos de palabra y buscan generar una sostenibilidad del sector más allá de la actual situación sanitaria. Abrieron un censo y creen ser más de 180. Por ahora reciben ayuda de colegas del teatro y la música


Con un documento titulado Por el derecho al pan y el derecho al canto, la entidad Trabajadores de la Lírica en la ciudad de Rosario (TLIR) busca generar una sostenibilidad del sector más allá de la actual situación sanitaria, en tanto recibió apoyos de sindicatos y agrupaciones de España, Francia e Italia.

Según la comunicadora Noelia Pirsic, “TLIR es una denominación que alude a todo el arco de gente que integra la producción de espectáculos de este tipo y que desde hace décadas lleva adelante sus tareas en condiciones laborales precarias, sin obra social, con acuerdos de palabra, con la misma modalidad de empleo informal que proponen las empresas de delivery”.

TLIR adujo que lo suyo “no es amor al arte, somos trabajadores” y añadió que “los efectos sociales y económicos de la pandemia dieron una radiografía del lugar en el que estamos los y las trabajadoras de la cultura”.

“Nos pareció que éste es el momento para reflexionar sobre las condiciones laborales, cuál es la relación con los organismos del Estado, qué podemos hacer para mejorar nuestra situación entre pares, entre el conjunto de personas que hacemos posible el espectáculo lírico, que es siempre un esfuerzo colectivo”, agregó el documento.

Desde la agrupación detallaron a El Ciudadano que TLIR fue creado en medio de la pandemia para dar cuenta de la situación en la que trabajan y están realizando un censo de artistas. En paralelo realizan un proytecto de trabajo para que, una vez censados los artistas de la ciudad puedan acceder a una asamblea y votar sobre los puntos que integrarán el escrito a presentar ante las autoridades de la ciudad y de la cultura, tanto municipal como provincial. Hasta el momento tienen registrados unos 50 nombres pero suponen que son alrededor de 180 personas en la actividad entre cantantes, actores, directores, escenográfos y vestuaristas. Los 50 registrados están recibiendo ayuda de distintos organismos y sindicatos de la ciudad con bolsones de comida, como Sindicato de Actores Sede Rosario, Asociación Civil El Qubil (Músicxs Independientes de Rosario), Astros Argentinos (Productora de Músicxs Independientes ), Músicxs Unidos de Rosario (MUR), Asociación Civil de Músicxs Independientes (ACMI), Cooperativa Músicxs Tanguerxs Rosarinos (Mutar), Sindicato de Músicos de Rosario, Colectivo Mujeres Músicas Rosario (CMMR), Colectivo Canción Urgente, Frente Cultura en Movimiento Rosario, Encuentro de Músicxs Populares y la Agrupación Interdisciplinaria Núcleo.

Ante la situación en el país, se sabe que no todos los integrantes de la entidad tienen la posibilidad de hacer carrera en Buenos Aires y que en la ciudad santafesina no hay muchas opciones más allá de la docencia.

“En ese sentido queremos que haya actividades en nuestra propia ciudad, desarrollar un circuito alternativo para visibilizar nuestra labor, que está en crisis desde antes de la situación sanitaria. El único teatro en funcionamiento para espectáculos líricos es El Círculo y, si bien existen proyectos alternativos en otras partes, no están en un marco de ser reconocidos”, sostuvieron desde la entidad que mantiene permanente contacto con la Asociación de Líricos de España (Ale), recientemente creada en aquel país.

Unos de los objetivos de TLIR es que esos proyectos se articulen y consoliden un circuito alternativo en la ciudad, por lo que “hay que generar vínculos entre los artistas rosarinos y el Estado, con los organismos que existen y las asociaciones culturales, para que se genere más trabajo y también más lugares donde mostrar los resultados ese trabajo”.

El reclamo está realizado en los medios de comunicación y se prevé una asamblea a finales de junio, de manera virtual, que se confirmarán en sus redes, en las que discutirán a través de comisiones y plenario las distintas temáticas y estrategias para la vinculación gremial con los sindicatos de la ciudad como por ejemplo: el de música y actores.

Comentarios