Ciudad, Región

Denuncian maltrato

Trabajadoras y trabajadores del Sies de Granadero Baigorria denuncian acoso laboral

Acusan al coordinador de ejercer violencia y por mal uso de los recursos de Salud. Desde la CGT San Lorenzo acompañan el reclamo y piden al municipio baigorriense que intervenga. “Necesitamos un ambiente libre de violencia para no agregar un factor más de angustia en esta emergencia”, señalaron


Trabajadores y trabajadoras del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) de Granadero Baigorria denunciaron maltrato y acoso laboral de parte del coordinador municipal. Lo acusan de gritarle al personal, hostigarlo y amenazarlo. También lo cuestionan por el mal uso de los recursos sanitarios en el contexto de emergencia. A mediados de agosto, acudieron a UPCN para pedir que intervenga y ponga fin a los hostigamientos. Desde la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la CGT acompañaron el reclamo y mantuvieron una reunión con el intendente de la vecina localidad, Adrián Maglia, quien prometió darles una respuesta. Desde el gremio y la CGT San Lorenzo que encabeza Jesús Noni Monzón se declararon en estado de “alerta y movilización”, y pidieron al municipio local que investigue la situación.

“No podemos permitir en estos momentos este tipo de situaciones. Es un empleado municipal y pedimos el corrimiento hasta que se solucione. No queremos dejar a nadie sin trabajo por eso pedimos que lo deriven a otro lugar. Vamos a agotar todas las instancias correspondientes. No voy a permitir que maltrate a las mujeres. Los tiempos cambiaron”, dijo a El Ciudadano Adriana Vinti, secretaria de género y Derechos Humanos de la CGT de Monzón.

Violencia de género y laboral

Más de 15 empleados y empleadas entre radioperadores, choferes y profesionales de la salud denunciaron los maltratos que sufren de parte del empleado municipal. Representan más de la mitad de la dotación que integra personal de planta permanente y contratado que depende de la provincia y del municipio.

Según contaron, el hostigamiento que padecen es constante y viene desde hace varios años. En algunos casos, llevó a la renuncia o al pedido de traslado de algunos empleados y empleadas. En varias oportunidades, fueron a contar la situación a la Municipalidad pero, según señalaron, no obtuvieron respuesta. Con el aumento de la demanda del servicio por la pandemia, los episodios de violencia y acoso laboral empeoraron, en particular contra las mujeres.

A mediados de agosto, trabajadores y trabajadoras nucleadas en diferentes gremios, y que cumplen distintas funciones, acordaron presentar un escrito ante la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la CGT San Lorenzo y pidieron que intervenga para ponerle fin al hostigamiento.

En la carta enviada cuestionan el “estilo autoritario sistemático y persistente” del coordinador, quien emplea “gritos, descalificación, maltrato, discriminación, presión psicológica, injurias y agravios”. También mencionan el “perverso aprovechamiento de la asimetría de poder en su favor” y denuncian amenazas hacia el personal con suspensiones, traslados o incluso despidos. “Cualquier situación trivial de trabajo puede despertar la ira desaforada del coordinador quien responderá con gritos e insultos”, señalaron.

A su vez, cuestionaron la “arbitrariedad y dudosa legalidad de sus decisiones que hacen a su función” y mencionaron, como ejemplo, que desafecta móviles del servicio sin notificar a la central por cuestiones personales, lo que genera falta de capacidad de respuesta ante la creciente demanda por la pandemia.

“Necesitamos un ambiente libre de violencia para no agregar un factor más de angustia y estrés a la sobreexigencia que nos toca enfrentar en esta emergencia”, señalaron los trabajadores y trabajadoras en el reclamo que elevaron al gremio.

“Nos saturamos. La pandemia agravó los maltratos e insultos. El trabajo es estresante: cada vez hay menos camas disponibles, se están cayendo compañeros, y es una situación muy compleja. No podemos seguir trabajando así”, dijeron los trabajadores y trabajadoras, y contaron que desde que presentaron la carta recibieron amenazas y amedrentamientos.

“Tenemos miedo a las represalias pero necesitamos que se difunda esta situación”, agregaron.

Alerta y movilización

Desde la CGT de San Lorenzo acompañaron el pedido de trabajadores y trabajadoras y se declararon en “estado de alerta y movilización”. Mediante un escrito informaron que los trabajadores agremiados sólo acatarán órdenes de autoridades provinciales, ya que el acusado es empleado municipal y, según señalaron, es incompetente con las funciones requeridas.

En tanto, pidieron el “cese inmediato y definitivo de las conductas denunciadas” y que el municipio abra una “instancia investigativa en sede administrativa”.

“Vamos a agotar las instancias correspondientes. No queremos ir a la Justicia para que ningún empleado pierda el trabajo. Pero vamos a llegar a las últimas instancias y a respaldar a los compañeros y compañeras. Vamos a defender sus derechos porque estas situaciones no pueden seguir pasando”, señaló Vinti.

La secretaria de género y derechos Humanos de la CGT San Lorenzo dijo que mantuvieron reuniones con el intendente de Granadero Baigorria, Adrián Maglia, a quien le pidieron investigue la situación y corra provisoriamente de sus tareas al acusado.

“Dijeron que el problema se iba a solucionar. Si no reaccionan, los compañeros y compañeras vamos a estar en la puerta del Sies visibilizando este reclamo”, agregó la gremialista.

 

Comentarios