Política

Represión

Torturan a pastor evangélico de la CTEP en comisaría porteña

Diego Mendieta, religioso e integrante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), quien este martes fue detenido junto a Juan Grabois referentes sociales y trabajadores de la vía pública, narró los apremios ilegales que sufrió en la Comisaria 18 de la Policía porteña


El pastor relató como fue detenido y salvajemente vejado por dos efectivos policiales. Foto: Radio Gráfica

Diego Mendieta, pastor evangélico e integrante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), quien este martes fue detenido junto a referentes sociales y trabajadores de la vía pública, narró en Radio Gráfica cómo fue torturado en la Comisaria 18 por efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, tras ser encarcelado cuando intentaba evitar que se llevaran detenidos a trabajadores de la vía pública en el barrio porteño de Constitución.

En dialogo con Lucas Molinari, el pastor relató como fue detenido y salvajemente vejado por dos efectivos policiales que según su relato se encontraban drogados: “Esta gente estaba drograda. Había dos o tres pibes que estaban provocando, eran policías jóvenes en una actitud violenta, provocadora. Y me decían que ye me iban a encontrar finalmente lo hicieron”.

“Cuando avanzó la infantería, éstos dos, con personal a cargo, me buscaron entre la gente, me encontraron y trate de escabullirme pero no pude. Me molieron a palos frente a la comisaría, me volvieron a pegar sobre la vereda de la comisaría”, añadió el pastor evangélico.

Según detalló Mendieta, el tormento y las torturas se dieron dentro de la institución policial: “Y cuando ingresamos a la comisaria, ahí me pegaron peor que en la vereda”.

“Un policía me pisaba las manos, otro me pisaba los pies, mientras un tercero se me había tirado arriba y me decía «éste es el mano a mano que vos quería». Y me pegaban. Me habrán pegado unas 40 trompadas en la cara”, relató el pastor.

Tras su liberación fue llevado a por sus compañeros al Hospital Argerich donde se constató los tormentos sufridos en manos de la Policía de la Ciudad.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios