Ciudad

Aislados y ciegos

Todos los males de este mundo: Rosario amaneció con niebla y humo por quemas en las islas

La combinación dibujó un paisaje fantasmal en las primeras horas de este martes. La atmósfera y la desaprensiva acción humana en el humedal pusieron un telón de dramatismo a la cuarentena


La neblina estaba anunciada por el Servicio Meteorológico Nacional para este martes. El humo por la quema de pastizales en las islas frente a Rosario no es novedad, y tampoco tiene solución de continuidad pese a declaraciones de funcionarios de Santa Fe y Entre Ríos, y los reclamos de vecinos rosarinos y colectivos ambientalistas. El combo de ambos fenómenos dibujó, en el inicio de la jornada, un paisaje surrealista. Por si faltara sumar algo a la crisis por la pandemia de covid-19. O mejor: poniéndole un sombrío marco visual.

La visibilidad reducida se notó particularmente en la franja ribereña, al este de la ciudad. En la noche previa, el anticipo de partículas de humo en el ambiente se pudo oler. En el aire y en el aroma con el que queda la ropa tendida, desde el centro de la urba hacia el norte.

Este martes, fueron numerosas las publicaciones de fotos en las redes sociales. Una ciudad fantasmal en parte por las condiciones de la atmòsfera y en gran medida por la acciòn irresponsable de productores agrícolas y ganaderos en el humedal frente a Rosario, ya afectado, encima, por la extraordinaria bajante del río.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Comentarios