El Hincha

La autocrítica de Parot

“Todo mal hice en esa jugada”

Es que el futbolista de Rosario Central, Alfonso Parot, no anduvo con vueltas y reconoció su equivocación en la jugada que derivó en el gol de Chacarita.


Muchas veces a los protagonistas se les pide autocrítica. Es que para modificar los errores hay un paso previo que es fundamental: reconocerlos. Y si bien la mayoría de las veces esta tarea se hace de manera interna, este martes sucedió lo contrario tras el entrenamiento canalla. Es que el futbolista de Rosario Central, Alfonso Parot, no anduvo con vueltas y reconoció su equivocación en la jugada que derivó en el gol de Chacarita. Vale recalcar que el “manual del defensor” establece que los cierres son hacia afuera y no para adentro.

“Todo mal hice en esa jugada”, sorprendió el chileno al ser consultado sobre lo que tuviera que haber hecho en ese momento. Y luego explicó: “Pudiera haberle dado el pase a Óscar para que él despejara, pero por las ganas de salir jugando porque lo vi a Gil, me meto hacia adentro que no lo tengo que hacer. Y después quise dar el pase a tres dedos, que menos tengo que hacer. Claramente si me meto para adentro tengo que despejar con derecha y que la pelota salga para un puntero o para cualquier lado”.

Para cerrar el tema el lateral canalla quiso dejar en claro su responsabilidad en esa jugada y sentenció: “Fue un error infantil que no tiene que volver a pasar”.

—Venías de marcar, ¿fue por exceso de confianza que tomaste esa mala decisión?

—Sí, puede ser. En ese momento me sentía con confianza y si podía salir jugando para qué iba a patear. Por suerte nos terminamos quedando con los tres puntos, porque si no me iba a sentir culpable si empatábamos.

—¿Ya te había pasado el hecho de marcar goles en partidos de manera consecutiva?

—Sí, me había pasado cuando estuve en Huachipato (NdR: le marcó a San Luis el 9 de abril de 2016 y tres días más tarde a Cobresal).

—Casualidad o causalidad…

—Casualidad (risas). Trabajamos mucho la pelota parada, hay que aprovechar que el Colo Gil tiene una pegada extraordinaria.

—¿Quién tiene más méritos: el ejecutante o el que termina haciendo el gol?

—Es compartido. Nosotros tenemos que estar atento a dónde va a caer la pelota. En la semana lo entrenamos y si no llegamos es culpa nuestra.

—A veces pierden el medio y quedan muy expuestos en defensa…

—En el último partido, por el juego de ellos, nos complicaron un poco más de la cuenta. Pero eso también pasa por la propuesta que tuvimos y más en condición de local.

—¿Ya estás afianzado al ritmo del fútbol argentino?

—Me siento bien, mucho mejor. Me ha hecho muy bien hacer la pretemporada con todos los compañeros.

Si te gustó esta nota, compartila