Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

Mercado auriazul

Tobio, otro apuntado para reforzar la defensa canalla

El representante del defensor busca que Palmeiras lo ceda, paso clave para avanzar por su llegada.


A casi dos meses de saber la decisión de Javier Pinola de emigrar del club, la dirigencia de Rosario Central aún no consiguió reemplazarlo. Y, a un puñado de días del cierre del libro de pases, y también del debut auriazul en el torneo, quedan pocos nombres en carpeta. Dentro de este panorama, el principal candidato para cubrir la baja del ex Nürenberg de Alemania, es Fernando Tobio.

El marcador central de 27 años está fichado en Palmeiras de Brasil, donde no es tenido en cuenta. Y existen buenas chances de que su representante, el empresario futbolístico Junior Mazzoni, consiga la salida del ex Boca de la entidad paulista. La posibilidad sería a través de un préstamo, que gestionarían hoy mismo ante las autoridades del club paulista. Para ello, Tobio viajó ayer a San Pablo acompañado por un socio de Mazzoni.

En caso de que Palmeiras acepte cederlo, Tobio evaluará distintas propuestas que tiene sobre la mesa. Entre ellas está la del Canalla, que está dispuesto a atender y discutir las pretensiones del jugador. La más compleja de ellas es la de mantener un salario similar al que hoy percibe Tobio en Palmeiras, que ronda el millón doscientos mil dólares por año.

El zaguero que no llega

Entre negociaciones fallidas, la imposibilidad de contratar a un extranjero por cuestiones de cupo, y la reducción de presupuesto para invertir en refuerzos, la lista de pretendidos para sustituir a Pinola se redujo considerablemente.

Teniendo en cuenta el actual escenario, el nombre de Tobio es uno de los que más conforma a Paolo Montero. Y la chance de sumar al zaguero es hoy la más potable. Aunque el jugador mantiene aún alguna expectativa de jugar en Europa, donde el libro de pases cierra para la mayoría de las Ligas el próximo 31 de agosto.

Desde hace varios días los directivos de Central negocian en voz baja por la posible llegada de Tobio. Y creen que las próximas horas serán decisivas para definir o no la llegada del defensor como refuerzo del plantel que conduce Montero.

Tobio viene de jugar 13 partidos como titular en la última campaña de Boca campeón. De esos encuentros, sólo 6 se disputaron durante este 2017: fueron entre mayo y junio, en el tramo final del torneo. Los xeneizes tenían una opción de compra para quedarse con el pase del zaguero, pero no hicieron uso de ella, y el jugador volvió al equipo paulista.

Los auriazules esperan novedades entre hoy y mañana sobre la posible salida de Tobio de Palmeiras. Recién una vez que se resuelva esa cuestión, Central estaría en condiciones de avanzar por la contratación del defensor.

De todos modos, apremiados por el inminente cierre del libro de pases (será el próximo jueves), los dirigentes canallas esperan resolver cuanto antes esta posibilidad. De lo contrario, no descartan sondear otras alternativas, aunque en la carpeta ya casi no quedan nombres que convenzan al DT.

En Palmeiras no lo tienen en cuenta

Tobio llegó a Palmeiras a mediados de 2014, proveniente de Vélez con el pase en su poder. Y firmó un vínculo por cinco años como jugador libre con el equipo brasileño.

Pero al defensor le costó hacer pie en Palmeiras. Allí, entre torneo local y Copa Brasil, jugó 33 partidos hasta mediados de 2015. Desde entonces, dejó de ser tenido en cuenta. Por lo que fue cedido a Boca en dos temporadas consecutivas.

Ahora, a dos años de finalizar su vínculo con la entidad paulista, es factible que el zaguero vuelva a ser prestado. Es que, además de que Tobio no es tenido en cuenta por el técnico (el brasileño Cuca), Palmeiras intenta reducir su plantel. En los últimos días quedó eliminado tanto en Copa Libertadores como en Copa Brasil.

El único factor que atentaría contra la salida de Tobio, que entrena separado del grupo principal, es que Cuca vuelva a considerarlo. En ese sentido, hace unos días Yerry Mina sufrió la fractura de un dedo del pie izquierdo. El defensor colombiano es titular en Palmeiras, y será baja durante tres meses por esta lesión.

Ruben, con una sobrecarga

El plantel que dirige Paolo Montero cumplió ayer por la mañana en Arroyo Seco con el primer ensayo de la semana, que desembocará el próximo sábado en el debut ante Colón en Santa Fe por la flamante Superliga. La novedad saliente del entrenamiento fue que Marco Ruben cumplió con tareas diferenciadas por una molestia muscular menor. De todos modos, el goleador no tendría inconvenientes para estar ante los Sabaleros en el Cementario de los Elefantes.

Ruben se presentó a practicar con una sobrecarga en un aductor. Por lo tanto, fue preservado. Y hoy será evaluado antes de definir si entrenará en forma normal con el grupo principal en la sesión matinal.

El que si se sumó a las tareas sin problemas es Maximiliano Lovera. El formoseño dejó atrás un esguince de tobillo, y se movió a la par del resto. El juvenil ha sido uno de los valores de inferiores que más utilizó el técnico uruguayo en el anterior semestre.

Si te gustó esta nota, compartila